Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 26 de julio de 2009 Num: 751

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

El lenguaje erótico y lo humano
JUAN MANUEL GARCÍA

La igualdad de los muertos
MIGUEL ÁNGEL MUÑOZ entrevista con JUAN GOYTISOLO

Ricardo Garibay: cómo se escribe la vida
RICARDO VENEGAS

Buscar la aventura
J. M. G LE CLÉZIO

50 aniversario del movimiento ferrocarrilero
AGUSTÍN ESCOBAR LEDESMA

Haruki Murakami: el adolescente que fuimos
JORGE GUDIÑO

Leer

Columnas:
La Casa Sosegada
JAVIER SICILIA

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Cabezalcubo
JORGE MOCH

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Rogelio Guedea
rguedea@hotmail.com

Lejos no es en la siguiente esquina

Hay días que, contrario a otros días, subo a la colina sólo para ver el mar. Días, como este día, en que (en lugar de correr) me siento al lado de la cerca de piedra para hacerme preguntas que no tienen respuesta. Preguntas sobre la amistad, sobre el amor, preguntas sobre la lealtad, sobre el desencanto, preguntas sobre la represión o el odio. Sentado sobre un tronco frente al mar inabarcable, me hago preguntas sobre los días que se pierden en las entretelas de la noche y sobre los hombres que antes (muy antes) fueron corderos y ahora son lobos de mala caza. Preguntas, decía, que no tienen respuesta pero que van adquiriendo un rostro o un cuerpo (una mano, una oreja, unos labios) conforme las olas regresan o se van, o conforme los albatros ascienden o se abisman. Son días en que sólo subo a la colina para ver el mar, viniendo caminando por el camino arbolado, solo, en las mañanas en que la gente aún no despierta, y está metida entre las sábanas o bebiendo café en el living, mientras yo (aquí) pienso en mi país y en la distancia que ha empezado a dividir mi corazón (de hoy y para siempre) en dos pedazos.