Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 9 de agosto de 2009 Num: 753

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

9:19 am–12:32 pm
YUNUEN CUENCA

La política de las fantasías conspirativas
MAURICIO SCHOIJET

Música de la música
(200 años de E. A. Poe)

ENRIQUE HÉCTOR GONZÁLEZ

La estafa
JUAN GELMAN

Migración y ciudadanía hoy
RAÚL DORANTES Y FEBRONIO ZATARAIN

Telescopio SASIR: cinematografía cósmica
NORMA ÁVILA JIMÉNEZ

Leer

Columnas:
Señales en el camino
MARCO ANTONIO CAMPOS

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Cabezalcubo
JORGE MOCH

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

LA CIENCIA FICCIÓN AL ACECHO

RICARDO GUZMÁN WOLFFER


Gel azul,
Bernardo Fernández, Bef,
Editorial Santillana,
México, 2009.

Luego del boom cienciaficcionero mexicano de los noventa, cuando se publicaron muchas novelas notables, se editaron varios fanzines y revistas, circuló una revista virtual (a cambio de un disquete vacío, te daban uno lleno de textos cienciaficcioneros mexican style), se fortalecieron varios concursos nacionales literarios de ciencia ficción, se publicó la versión mexicana de la revista Asimov gringa (con más del cincuenta por ciento de textos mexicanous), se hicieron ferias multitudinarias de “cómic y ciencia ficción” y hasta se censuró un texto de cf en una revista tepiteña; en fin, cuando parecía que la CF mexicana despegaría en definitiva, vino la fiebre porcina editorial y esa CF cayó en un bache del que parece salir de vez en cuando. La aparición de la reciente novela de el Bef, es un respiro en este triste panorama.

Gel azul contiene dos novelas cortas de notable ritmo: “Gel azul” y “El estruendo del silencio.”

En “Gel azul” hay un detective que toma una investigación cuando los encargados de dar mantenimiento del cilindro de gel donde literalmente vive en la realidad virtual la hija del empresario dueño de un México hipotético (sabemos que son varios los dueños del changarro) la encuentran, como siempre, flotando, pero acompañada por el cadáver de su propio hijo aún unido al cordón umbilical. La novela utiliza elementos reconocibles: la trilogía Matrix, prácticamente asimilada al inconsciente colectivo, o el icónico Blade Runner, pero actualizados a la novela negra mexicana, con la violencia necesaria, el pudor requerido y una acción bien desarrollada. El lenguaje literario se mezcla con un desarrollo estilo cómic, para mostrar una suerte de lenguaje “visual” que inserta en el lector imágenes muy logradas, y actualiza con ello la cf mexicana, al hacerla visual para llevarnos a una realidad virtual donde se transmite el sentido filosófico y poético que la red, aquí a nivel neuronal, puede ofrecer a sus usuarios literarios.

La segunda novela corta, “El estruendo del silencio”, narra la travesía por el espacio de una bola de robots que transportan a los clones criogénicos de un empresario oriental y de su esposa. A diferencia de “Gel azul”, donde el futuro es un pretexto para hablar del poder y la corrupción que hay en todos los tiempos y lugares, en “El estruendo...”, los robots son pretexto para hablar de las ansias humanas de perpetuarse en el tiempo: ya con dinero, con hijos o, faltaba más, poblando con los propios clones algún planeta que esté a varios años luz de la tierra.

Con ambas novelas se presenta la faceta clásica de la CF universal: el futuro como pretexto para hablar del presente, y los robots como proyección de lo humano.

Si en los setenta se recreó con todas las novelas de CF que nos llegaban de editoriales ibéricas; si en los ochenta le entraba a las ediciones de conacyt sobre CF; si en los noventa leía las tantas novelas que hicieron famoso al Círculo de Puebla de CF, a las revistas chilangas y tamaulipecas de CF, entre muchas otras; si le gusta el cine futurista, bueno o malo, no puede perderse Gel azul.



Demasiados héroes,
Laura Restrepo,
Alfaguara,
México, 2009.

La autora, cuyos libros han sido traducidos a numerosos idiomas y que le han hecho obtener diversos reconocimientos en todo el mundo, ofrece aquí la historia de una búsqueda múltiple: en primera instancia, la que en pos de su padre lleva a cabo el hijo de dos antiguos militantes de la resistencia contra la dictadura argentina en los años setenta y, en el fondo, la que el mismo hijo y su madre efectúan para desentrañar tanto el corazón de quienes más aman como para llegar al fondo de sí mismos.