Espectáculos
Ver día anteriorSábado 15 de junio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La Fonoteca Nacional rendirá homenaje al compositor en el Lunario, a 50 años de su muerte

Los hijos de Luis Arcaraz estamos obligados a mantener viva su obra

El tributo será el 18 de junio, fecha a partir de la cual se abrirá al público el acervo del autor

Participarán familiares, amigos y melómanos, así como Jaime Almeida, Gualberto Castro, Armando Manzanero y la Big Band Jazz de México, que tocará piezas con los arreglos originales

Foto
Bonita y Prisionero del mar son dos de las piezas inmortales de ArcarazFoto Archivo familiar
Arturo Cruz Bárcenas
 
Periódico La Jornada
Sábado 15 de junio de 2013, p. 7

A 50 años de su muerte (acaecida el primero de junio de 1963), la obra musical de Luis Arcaraz y Torrás está viva y sigue trascendiendo en la voz de colegas de oficio como Armando Manzanero, quien, entre otras clásicas del repertorio de don Luis, canta la inmortal Bonita.

Con el título de La Fonoteca Nacional se oye en el Lunario- Por vivir en quinto patio: las canciones de Luis Arcaraz se rendirá homenaje al autor de Viajera el 18 de junio, a las 19 horas, en el Lunario del Auditorio Nacional, con entrada gratuita.

Esta actividad se realiza dentro del ciclo Música popular mexicana a través de sus grabaciones. En esta ocasión estará de lujo, y más porque el homenajeado siempre vistió elegante, pulcro, lo cual estaba a tono con sus facetas de compositor, director de orquesta, cantante, pianista y arreglista.

Estarán en el tributo familiares, amigos y melómanos, así como María de la Paz Genesta de Arcaraz, María Luisa Arcaraz, Jaime Almeida, Gualberto Castro, Armando Manzanero, Juan Pablo Manzanero y la Big Band Jazz de México, que hará recordar la época de los crooners y el mérito de que la de Arcaraz fue la primera gran orquesta en triunfar en Estados Unidos.

Ayer, en conferencia de prensa realizada en el auditorio de la Fonoteca Nacional (Calle Francisco Sosa 383, Coyoacán), los integrantes del presidium hablaron del autor de Prisionero del mar, quien falleciera en un accidente automovilístico.

Acervo, abierto al público

Lilia Camacho, fundadora y directora general de la Fonoteca Nacional, expresó que Arcaraz “es uno de los grandes compositores de México y hombre polifacético. Es un honor anunciar que el acervo de este artista estará en breve a disposición del público, completamente catalogado y clasificado, a partir del 18 de junio próximo. Incluirá las últimas aportaciones que nos ha hecho llegar su hija María Luisa. Son 300 archivos y unas 100 canciones interpretadas por el propio maestro, más otras tantas en la voz de otros cantantes. Hay dos series radiofónicas: una proviene del catálogo de la W, que logramos conseguir en el inicio de la Fonoteca; otra es del Instiuto Mexicano de la Radio, donde se detalla la vida del maestro.

María Luisa y su hermano hablaron de la personalidad de su padre y de los aportes que hizo a la música popular mexicana.

Como institución, para nosotros es un orgullo tener estos materiales ya listos para su consulta. En el homenaje habrá escuchas de algunos materiales, con los comentarios de Jaime Almeida y Pável Granados.

Por su parte, Francisco Serrano, director general del Lunario, dijo: “Es importante ser parte de este programa de recuperación musical. Cuando nació el Lunario lo hizo con un lema particular: espacio para recuperar la noche, y toda la música de Luis Arcaraz no es menor.

“Es de destacar que el término cross-over lo hizo desde hace muchos años Arcaraz, quien tuvo una fase de jazz que poca gente conoce. Eso habla de su elevada preparación musical.”

María Luisa Arcaraz expuso: Los que somos hijos de grandes compositores tenemos una gran responsabilidad: mantener viva su música. En el caso de mi padre hemos hecho todos los esfuerzos que han estado a nuestra mano para que se graben nuevas canciones. Creo que se ha logrado ese objetivo. A los 50 años de su muerte, hablamos con Pável Granados para hacer una escucha aquí, en la Fonoteca, y la idea fue creciendo. La música de mi papá está en la Fonoteca porque creemos que no puede estar mejor en ningún otro lado, además de que todo el que lo desee puede acceder a su música.

Tomó la palabra Pável Granados, coordinador del catálogo Música Popular Mexicana de la Fonoteca: “Es tanta la obra de Luis Arcaraz que él hubiera necesitado otra vida para ordenar todo. Afortunadamente, María Luisa Arcaraz se ha encargado de hacer esta labor. Los archivos sonoros han sido los más desprotegidos; por eso es importante que la Fonoteca esté ayudando a la preservación del archivo de oro de la música popular mexicana. En el caso de Luis Arcaraz, él ha sido un suertudo, porque ha conjuntado voluntades para homenajearlo.

“Arcaraz y otros cuatro compositores han definido cómo queremos los mexicanos. El bolero y el jazz que llegaron a México fueron retomados y trabajados por Arcaraz, Gonzalo Curiel y Agustín Lara. Afinaron esas músicas. Arcaraz fue el primero que hizo una Big Band; fue a Estados Unidos, regresó y perfeccionó el sonido. Fue masestro de jazzistas, porque músicos de esta corriente empezaron en su banda.

“Manzanero y otros compositores han recibido su influencia y su inspiración.

En el homenaje, la Big Band Jazz de México tocará piezas de Arcaraz con los arreglos originales. Será lo más cercano posible a como se oía la banda del maestro.