Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 23 de agosto de 2009 Num: 755

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Pérez-Reverte: con el corazón desbocado
JORGE A. GUDIÑO

El alfabeto de Babel
SALOMÓN DERREZA

Sergio Ramírez: de una tierra de pólvora y miel
RICARDO BADA

Siete mujeres y Picasso
HÉCTOR CEBALLOS GARIBAY

Rius: 75 años en su tinta
JUAN DOMINGO ARGÜELLES entrevista con EDUARDO DEL RÍO

Juana de Ibarbourou: 80 años de Juana de América
ALEJANDRO MICHELENA

Leer

Columnas:
La Casa Sosegada
JAVIER SICILIA

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Cabezalcubo
JORGE MOCH

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Felipe Garrido

Casorio

¡Lo que son las desgracias, señor! Primero fue la muerte de don Matías, tan repentina, y luego el joven Alejandro: paralítico lo trajeron de la sierra, ¡el mismo día!, que por unos gases que la mina desprendía. La verdad es que la boda podía haberse aplazado unos meses, pero la viuda de don Matías, la madre de Alejandro, no quiso ni siquiera discutirlo. ¡De palo fierro era aquella mujer! ¡De roca tenía las entrañas! Fue preciso guardar lo que ya tenía la niña Tere y coser de nuevo el vestido, bordar otras sábanas, conseguir medias, velos, zapatos... De luto riguroso entró la niña a la iglesia: ¡una Dolorosa parecía! Y el novio en unas andas que dos amigos le armaron con los brazos. Negros los azares, negros los cirios, negra la ropa que cubría el lecho nupcial. Y mientras las primas mayores instalaban a Alejandro entre los almohadones negros, Teresita sacó unas muñecas que tenía bajo la cama, cubrió de besos sus tocas negras y se puso a jugar.