Mundo
Ver día anteriorMiércoles 26 de agosto de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Ruralistas anuncian nuevo paro patronal de una semana a partir del próximo viernes

Despenaliza parcialmente la Suprema Corte de Justicia argentina el consumo de mariguana

La Constitución protege a quienes consuman fuera de los espacios públicos, dice el alto tribunal

Foto
Recolección en Argentina de cannabis sativa, herbácea con propiedades sicoactivas de donde se saca la mariguanaFoto Reuters
Stella Calloni
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 26 de agosto de 2009, p. 21

Buenos Aires, 25 de agosto. La Suprema Corte de Justicia argentina despenalizó parcialmente este martes el consumo de mariguana para adultos y en ámbito privado, mientras que los ruralistas de la Mesa de Enlace anunciaron un nuevo paro patronal de una semana que comenzará el próximo viernes en represalia al veto oficial a un artículo sobre impuestos en la Ley de Emergencia Agropecuaria.

Ambos temas desataron debates en un ambiente caldeado políticamente, ante las fracturas en varias de las alianzas opositoras armadas para enfrentar al gobierno durante las legislativas del pasado 28 de junio, lo que está conformando otro escenario político.

En tanto, la Corte Suprema estableció en su fallo que el artículo 19 de la Constitución protege a los que consuman mariguana fuera de los espacios públicos, al especificar que las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública ni perjudiquen a un tercero están solamente reservadas a Dios y exentas de la autoridad de los magistrados.

Asimismo exhortó a todos los poderes públicos a asegurar una política de Estado contra el tráfico ilícito de estupefacientes y adoptar medidas de salud preventivas, con información y educación disuasiva del consumo, enfocada sobre todo en los grupos más vulnerables, especialmente los menores de edad.

Sin embargo, la Suprema Corte de Justicia no expidió ni legitimó el consumo con ostentación hacia terceros, ni aquel con intención de comercializar.

El origen de esta resolución fue un fallo judicial en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, que condenó a dos vendedores de drogas pero liberó a cinco consumidores, los que quedaron expuestos a una condena penal.

La corte modificó así el criterio que se fundamentó durante la pasada dictadura militar (1976-1983) de castigar a consumidores pese a tener escasa cantidad de droga para uso personal.

También se tuvo en cuenta la jurisprudencia internacional que se manifestó en contra del ejercicio del poder punitivo del Estado en base a la consideración de la mera peligrosidad de las personas.

Se aclara que este fallo en modo alguno implica legalizar la droga y que no está de más aclarar esto ya que tendrá seguramente repercusión social, ante lo cual se deberá informar con claridad y en lenguaje democrático a la población y especialmente por los jóvenes, que son en muchos casos protagonistas de los problemas vinculados con las drogas.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, respaldó el fallo de la Suprema Corte a la vez que advirtió que el gobierno será implacable con los delitos de narcotráfico.

Señaló que la política represiva que impuso la administración del ex presidente Richard Nixon en Estados Unidos y otros países en los años 70, está teniendo su fin por razones obvias: no se redujo una sola hectárea de cultivos, ni una sola de las redes de comercialización y tráfico de drogas en ningún lugar del mundo.

En otra situación, el gobierno promulgó hoy la Ley de Emergencia Agropecuaria votada por el Congreso, pero vetó el artículo cuatro que establecía una baja de impuestos a 37 distritos bonaerenses afectados por la sequía.

Este artículo, elaborado por el diputado Francisco de Narváez, de la derechista Propuesta Republicana, se introdujo como un error en medio de acalorados debates y amenazas; el gobierno entendió que la norma como estaba redactada se prestaba para una serie de interpretaciones utilizables políticamente en detrimento del Estado.

Al conocer el veto, los dirigentes de las cuatro entidades patronales del campo, que mantuvieron en vilo al país durante el primer semestre de 2008 con paros, cortes de carreteras y desabasto, informaron que el gobierno iba a aumentar los impuestos, respaldándose en un rumor de medios masivos de información, lo que el oficialismo negó contundentemente mediante varios ministros.

Pero esto fue suficiente para que en una reunión de la Mesa de Enlace se anunciara esta tarde el nuevo paro patronal de una semana con movilizaciones que regirá a partir del próximo viernes.

El anuncio es parte del plan de lucha y no habrá venta de granos ni ganado. El titular de la Sociedad Rural, Hugo Biolcatti, dijo a los medios de comunicación que pese a la medida de fuerza no va a haber desabastecimiento.

Hay otro debate. La Federación Agraria, que apoyó hace un tiempo la Ley de Arrendamientos para favorecer a pequeños productores, ahora que está a punto de ser votada consideró que es una chicana del gobierno y que con esto no nos van a dividir.

Precisamente ésta era la prueba que todos esperaban para saber si se mantenía el cambio radical operado en la dirigencia de la Federación Agraria al aliarse con los poderosos desde el año pasado, traicionando las posiciones políticas de los fundadores de esa entidad de pequeños productores y arrendatarios que lucharon contra los terratenientes –ahora sus aliados– a principios del siglo pasado.