Política
Ver día anteriorDomingo 30 de agosto de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Cárteles obtienen ganancias superiores a 430 millones de dólares

Al año se consumen en México unas 357 toneladas de drogas: SSP y PGR
Gustavo Castillo García
 
Periódico La Jornada
Domingo 30 de agosto de 2009, p. 15

En México se consumen anualmente unas 357 toneladas de drogas (la mayor parte es mariguana), las cuales generan a los grupos criminales ganancias superiores a 430 millones de dólares; sin embargo, “los cárteles mexicanos están buscando espacios y oportunidades en Centroamérica”, señalan informes del secretario de Seguridad Pública federal (SSP), Genaro García Luna, y del subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la Procuraduría General de la República (PGR), Víctor Emilio Corzo Cabañas.

De acuerdo con reportes dados a conocer por García Luna, en el país se consumen al año 343.45 toneladas de mariguana, 8 toneladas 420 kilos de cocaína, 2.5 toneladas de heroína, 3 mil 160 kilos de anfetaminas y 400 kilogramos de éxtasis. Esas drogas generan un total de 431 millones 600 mil dólares.

Los narcotraficantes que venden por tonelada, se estima, obtienen 27 millones 470 mil dólares por mariguana, 105 millones 310 mil dólares por cocaína, 87 millones 500 mil por heroína, 207 millones 680 mil por anfetaminas y unos 3 millones por la comercialización de éxtasis.

Según las estadísticas presentadas por García Luna durante un foro ciudadano realizado en Ciudad Juárez, Chihuahua, en días pasados, el mercado de los estupefacientes en nuestro país y el consumo de cocaína han aumentado de 0.4 por ciento en 2002 a 0.8 en 2006, es decir, mientras en 2002 más de 260 mil personas usaban esa sustancia, en los siguientes cuatro años la población adicta se duplicó.

En ese contexto, cabe mencionar que el gobierno mexicano ha impulsado nuevas estrategias para combatir el consumo de drogas y afectar las estructuras operativas de las organizaciones criminales. Así, el subprocurador Corzo Cabañas declaró durante una entrevista con La Jornada que nuestro país está preocupado porque se refuercen las estructuras de Estado de todo el bloque centroamericano, que por su naturaleza es más débil que el Estado mexicano, debido a que las acciones gubernamentales emprendidas han hecho que los cárteles mexicanos se estén desplazando para operar hacia esa parte del continente.

Expuso que la violencia en México ha aumentado debido a que antes solamente se trasladaba la droga y no había un efecto de confrontación. Hoy día los espacios son tan reducidos para la delincuencia organizada, que han tenido que disputarse pequeños territorios, como ciudades, debido a que al no tener drogas ni ingresos tan grandes se estén peleando los puntos de venta.

A decir de Corzo Cabañas, “el costo de operación (para los cárteles) hoy día en el país es elevado. Tanto, que a veces tienen que pagar a las comunidades determinadas cantidades. Cada vez les resulta más difícil, ya que los espacios de impunidad se han ido cerrando y la sociedad está contribuyendo con el Estado mexicano y eso hace que los expulsen y busquen oportunidades en Centroamérica.

“Si vemos en un diagnóstico a escala internacional el Continente Americano, podríamos dividirlo por etapas. La ruta de tráfico de drogas hace 10, cinco y tres años era por territorio mexicano. En el momento en que las acciones del Estado comienzan a poner diques para que el trasiego no sea por México, entonces se coincide en que su actividad ilícita ha buscado contaminar y debilitar las estructuras del Estado.

“Por ello existe preocupación por tener un modelo de policía, y un nuevo sistema de justicia más pronto y expedito. Las reformas legales que aprueban eso van generando que el Estado mexicano empiece a tener mayores fortalezas.

“Hoy podemos ver que todas las vertientes de tráfico de cocaína y metanfetaminas están siendo por el Pacífico o por el Golfo de México. Los cárteles ahora utilizan nuevas tecnologías, como los sumergibles, porque el costo es ya tan alto en el país que prefieren invertir en otros mecanismos para poder articular el trasiego de drogas hacia el norte del continente.

No es que ya se haya erradicado el tráfico de estupefacientes. Lo grave es que ese proceso histórico de tráfico fue dejando secuelas, adictos, y hoy la droga que entra al país es para venta interna. Eso es lo grave, subrayó Corzo Cabañas.

Añadir un comentario