Sociedad y Justicia
Ver día anteriorDomingo 6 de septiembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El mismo juez del caso califica de absurdos los reportes, afirma el abogado de Gómez Urrutia

Infantil pesquisa de la PGR para no ubicar a los hermanos Larrea

Policías federales vigilan siete días una casa donde suponen que están los socios de Minera México, y cuando preguntan directamente se enteran que ahí es un despacho de abogados: Marco del Toro

Foto
Mineros colocan la bandera rojinegra en la planta de Cananea, el 30 de julio de 2007Foto La Jornada
Alfredo Méndez y Gustavo Castillo
 
Periódico La Jornada
Domingo 6 de septiembre de 2009, p. 35

La Procuraduría General de la República (PGR) ha realizado una investigación verdaderamente pobre para localizar y hacer que comparezcan ante el juzgado primero de distrito los hermanos Germán y Genaro Larrea Mota, socios mayoritarios de Minera México, a pesar de ser considerados parte central para esclarecer uno de los procesos penales que se le siguen al líder minero Napoleón Gómez Urrutia.

En entrevista con La Jornada, el abogado del dirigente, Marco del Toro, afirmó que hasta el propio juez del caso ha considerado que los agentes federales y la PGR le han elaborado informes infantiles y absurdos para no localizar y presentar a los hermanos Larrea.

Entre las acciones que según los reportes entregados al juzgado primero de distrito han realizado policías federales están: vigilar un domicilio de manera discreta durante siete días completos, incluyendo sábados y domingos, y luego de ese tiempo, cuando los agentes decidieron preguntar de manera directa por los hermanos Larrea, se enteraron que era un despacho de abogados dirigido por un ex ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Ahora, señaló el abogado Del Toro, la PGR supone que los empresarios radican en Phoenix, Arizona, Estados Unidos, porque sus agentes llamaron a esa ciudad y una secretaria les contestó que allí era una oficina de los hermanos Larrea.

Cabe mencionar que el pasado 11 de agosto, la PGR notificó al juzgado primero de distrito que ambos empresarios fueron ubicados en Phoenix, y la dependencia federal solicitó al juez que ordenara interrogarlos como testigos en el caso del desvío de 55 millones de dólares de Napoleón Gómez Urrutia.

En aquella fecha, el delegado de la PGR en la ciudad de México, Edmundo Garrido Osorio, indicó al juez José Miguel Trujillo que los empresarios viven en el domicilio ubicado en 1181 North Tatun Boulevard, Suite 2500, en Phoenix, pero el impartidor de justicia rechazó autorizar el interrogatorio de los hermanos Larrea en Estados Unidos, porque argumentó que la PGR no acreditó con evidencias que los ejecutivos de Grupo México estuvieran allá.

Por ello, ordenó a la Policía Federal Ministerial presentarlos a declarar por la fuerza el próximo 28 de septiembre, a las 11:30 horas, en las instalaciones del juzgado primero de distrito, con sede en el Reclusorio Norte, ya que en tres ocasiones anteriores han sido requeridos infructuosamente; las dos primeras con citatorio y la siguiente con orden de búsqueda.

Testigos en caso Linares Montúfar

La comparecencia de los hermanos Larrea es en calidad de testigos, dentro del proceso que enfrenta Juan Linares Montúfar, presidente del consejo general de vigilancia del Sindicato Minero, quien fue detenido por la Policía Federal en el estado de Michoacán, el pasado 3 de diciembre.

Igual que Gómez Urrutia, Linares Montúfar está acusado de violar la Ley de Instituciones de Crédito, derivado de la presunta disposición indebida de 55 millones de dólares por Gómez Urrutia. Este último está en Vancouver, mientras Linares Montúfar se encuentra preso en el Reclusorio Norte. Como parte del mismo juicio penal ya ha comparecido como testigo Xavier García de Quevedo, director general de Grupo México.

En ese contexto, el abogado Marco del Toro declaró: la pregunta del millón es qué pasa en Canadá, porque según la PGR, desde diciembre de 2008 se solicitó la extradición de Gómez Urrutia, y es la fecha en que no hemos sido notificados.