Política
Ver día anteriorViernes 11 de septiembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Si consumen menos se verán beneficiados, explica el Presidente

Quitar los subsidios a luz y agua hará ahorrar a pobres: Calderón
Jesús Aranda y Patricia Muñoz
 
Periódico La Jornada
Viernes 11 de septiembre de 2009, p. 5

El presidente Felipe Calderón explicó ayer cómo las clases más desprotegidas pueden ser favorecidas con la reducción de subsidios: Si nosotros logramos que las familias más pobres consuman menos agua, sin sacrificar sus satisfactores, y consuman menos electricidad, vamos a hacerle ahorrar a esas familias dinero contante y sonante sobre su ingreso disponible, pero también vamos a ahorrar nosotros, porque cada kilovatio-hora que deje de consumirse es un subsidio que dejamos también de pagar.

En el marco del primer Foro Internacional de Vivienda Sustentable, que se realiza en un hotel del Centro Histórico, Calderón añadió que se ha calculado que con lo que paga menos un trabajador en electricidad y agua en las nuevas casas sustentables que con el apoyo del Infonavit se han construido para las familias que reciben menos de cuatro salarios mínimos, este (trabajador) ahorra entre 300 y 400 pesos mensuales en el pago de servicios, recursos que también puede destinar al pago de su hipoteca.

Costos de la inacción

A unos días de que hizo pública su propuesta financiera para el año próximo, que incluye nuevos impuestos, Calderón señaló que los costos de actuar ahora, lo sé, son altos; pero los costos de la inacción, de la inmovilidad, los costos de que no se puede, son significativamente más grandes y los estamos pagando con creces en los problemas que vive México, incluyendo el daño incalculable que ya se ha hecho en materia de medio ambiente.

En este contexto justificó también un eventual incremento en las tarifas de agua y electricidad, al afirmar que en el caso de México, a pesar de que la gente considera muy altas las cargas por el pago de electricidad y de agua, la verdad es que gran parte de ese suministro está subsidiado por el Estado a costos crecientes.

Añadió que traer el agua a la zona metropolitana del valle de México cuesta 10 u 11 pesos el metro cúbico, pero se cobra al usuario entre 2 y 3 pesos, lo que genera una parte importante de subsidios.

Orgulloso de los logros alcanzados en su administración en materia de vivienda, el presidente Calderón destacó que dentro unos días, cuando asista en Nueva York a la cumbre del G-20, recibirá en nombre del Infonavit un premio internacional que se otorga a los programas de vivienda sustentable, como es el llamado Hipoteca Verde, que impulsa el instituto.

En otra parte de su intervención, aseguró que la economía nacional presenta signos muy claros de recuperación, ya que de junio a agosto pasado se crearon 65 mil nuevos empleos con lo que finalmente se está recuperando la planta laboral; además, se superó el número de créditos de vivienda en relación con el mismo período de 2008.

Como reflejo de que la recuperación económica está en marcha, el Presidente destacó la importancia del acuerdo suscrito ayer entre el Infonavit y Banamex, con el que se pretende ofrecer mejores condiciones de vivienda a miles de familias.

Por su parte, el director general del Infonavit, Víctor Manuel Borrás, destacó que a pesar de la crisis económica el otorgamiento de crédito repuntó, ya que en los últimos tres meses se ha superado en 5.5 por ciento lo realizado en el mismo periodo del año pasado.

Mantener y aun incrementar nuestros programas de crédito ha sido posible porque se ha mantenido el cumplimiento de las obligaciones patronales en los mismos niveles de 2008, porque la cartera vencida está estable y los mercados han refrendado su confianza en el instituto.

Indicó que hasta la fecha se han otorgado 61 mil 384 hipotecas verdes, de las cuales más de 45 mil son derivadas del subsidio del gobierno federal. Este financiamiento, sostuvo Borrás, inició el desarrollo de una nueva industria sustentable en el país, que genera valor agregado a las casas, constituye una nueva fuente de ingresos y representa un avance fundamental en el cuidado del medio ambiente, ya que las casas cuentan con calentadores de agua que funcionan con luz solar y dispositivos de ahorro de agua, favorecen el ahorro de energía y protegen el medio ambiente”.