Cultura
Ver día anteriorSábado 12 de septiembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Guillermo Zapata, El caudillo del son, ofrece un Concierto en la Fonoteca Nacional

Documenta músico la historia de la Revolución Mexicana mediante el corrido

Mostrará que La cucaracha no es un tema nacional, sino español, adelanta a La Jornada

Fernando Camacho Servín
 
Periódico La Jornada
Sábado 12 de septiembre de 2009, p. 5

No sólo con los libros se puede aprender historia de México. La música popular, y sobre todo el género del corrido, es una de las herramientas mediante la cual varias generaciones se han enterado de manera lúdica de lo sucedido en otros tiempos.

Uno de los periodos en los que más se cantó sobre la vida política del país ha sido la Revolución, y por ello el investigador, compositor y músico Guillermo Zapata, El caudillo del son, recuperó buena parte de los temas que se interpretaron en ese entonces.

El resultado es el concierto México a través de sus canciones: la Revolución Mexicana, que hoy ofrece a las 13 horas en la Fonoteca Nacional (Francisco Sosa 383, Barrio de Santa Catarina, Coyoacán), con entrada libre.

Zapata comenzó a involucrarse en este trabajo hace más de 10 años, cuando el escritor Vicente Quirarte lo invitó a musicalizar la obra de varios poetas de los siglos XIX y XX. Eso lo llevó a interesarse más por temas históricos.

Advertí que podía contar la historia de México mediante su música. Comencé a investigar e inventé un oficio: restaurador de canciones. Si encuentro el fragmento de un tema, completo lo que le falta o a una tonada conocida le pongo la letra, explica en entrevista con La Jornada.

En este recital, el compositor interpretará algunas canciones de la Revolución que no son tan conocidas, como La feria de Cuautla, El corrido de don Francisco I. Madero, Cuartelazo felicista, Cuando vayas a Tlaxcalaltongo, Persecución de Villa y Muerte de Zapata, todas explicadas al público antes de tocarse.

El papel de la mujer en la lucha

Una de las sorpresas del concierto es que La cucaracha no es en realidad un tema mexicano, sino español. Se cantó en la guerra carlista. Joaquín Fernández de Lizardi escribió una copla en 1821, donde explica cómo llegó a México. Hay varias versiones de la canción; incluso encontré una copla en favor de Porfirio Díaz durante la intervención francesa, explica.

Otro aspecto destacable de los temas de la Revolución es el papel de la mujer. La pobre de Caritina, por ejemplo, narra cómo una muchacha llegó a coronela por su bravura, pero cuando los combates llegan a su fin, termina ignorada y muerta afuera de una cantina.

Guillermo Zapata considera que la música popular sigue siendo una herramienta vigente para documentar y criticar la realidad.

“Pero sospecho, y es triste pensarlo, que la comisión de los festejos del bicentenario va a llenar el Zócalo con el Potrillo y anexas, porque eso no implica ningún tipo de trabajo. Y de la historia, ni quien se acuerde.”