Economía
Ver día anteriorSábado 12 de septiembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La moderación de sueldos, factor que ha contenido presiones al indicador: Banamex

Salarios acumulan 17 meses con aumentos inferiores a la inflación

En lo que va del año han tenido un incremento promedio de 1.37% abajo del índice de precios

Critica investigadora que se quiera erosionar más la capacidad de compra al elevar impuestos

Roberto González Amador
 
Periódico La Jornada
Sábado 12 de septiembre de 2009, p. 25

En un momento en que el gobierno federal pretende incrementar sus recursos a costa de extraer más dinero del bolsillo de los contribuyentes, los salarios acumularon en agosto 17 meses consecutivos con un incremento inferior al registrado por la inflación, lo que se traduce en una pérdida constante de capacidad de compra, indicaron datos oficiales.

La moderación de los salarios ha sido un factor importante en la contención de las presiones inflacionarias, comentó Arturo Vieyra, analista de Banamex.

Datos oficiales mostraron que en agosto el incremento promedio de los salarios contractuales fue inferior en 0.74 puntos a la inflación registrada en ese mes.

Así, en lo que va del año, los salarios contractuales han registrado un aumento promedio 1.37 puntos abajo de la inflación, de acuerdo con información de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

La propuesta fiscal del gobierno para 2010, si prospera como fue planteada, tendrá como efecto inmediato una reducción adicional en la capacidad de consumo de la población porque debería pagar un nuevo impuesto de 2 por ciento a todo tipo de consumo y un mayor gravamen a la renta, en el caso de los que tienen un empleo formal.

Los datos oficiales revelaron que la pérdida del poder de compra de los salarios se acentuó en esta administración federal, después que se había detenido en los años previos.

En 2007, primer año del actual gobierno, los salarios contractuales tuvieron un aumento de 0.27 puntos por arriba del crecimiento de la inflación, una ganancia que se perdió en los ejercicios siguientes: en 2008, al alza en las percepciones de los trabajadores contratados colectivamente fue 0.57 puntos debajo de la inflación y, entre enero y agosto acumulan una pérdida adicional de 1.31 puntos porcentuales.

Con el resultado de agosto, un mes en que los salarios contractuales negociados en el periodo fueron elevados, en promedio, 0.74 puntos abajo del crecimiento promedio de los precios, las percepciones acumularon 17 meses consecutivos con saldo negativo.

La información oficial indica que de 1995 a la fecha el poder de compra de los salarios contractuales acumula una disminución de 22 por ciento.

El deterioro en la capacidad de compra de los salarios no es reciente y lo ocurrido en la actual administración federal prolonga un fenómeno que con claridad se expresa desde los años 80 del siglo pasado. Por ejemplo, sólo en 1988, los salarios contractuales perdieron 47 por ciento de su capacidad de compra.

La contención de los salarios (en las décadas recientes) abatió los costos de las empresas, pero disminuyó la capacidad de consumo de la población y, por ende, el crecimiento del mercado interno, apunta la investigadora Laura Juárez, de la Universidad Obrera de México, en un estudio publicado en junio pasado.

Juárez toca un tema de actualidad, luego de que el gobierno federal propuso esta semana cargar más impuestos a los contribuyentes cautivos para tratar de compensar un boquete fiscal por 300 mil millones de pesos, sin que el Ejecutivo propusiera modificación alguna a los regímenes fiscales preferentes.

Dice la experta: además de la permanente erosión salarial, los paros técnicos, la reducción de salarios y el desempleo, los trabajadores más pobres del país continúan siendo los pagadores cautivos de impuestos: entre enero y septiembre de 2008, las personas que ganaban hasta 10 salarios mínimos contribuyeron más al gobierno federal que aquellas que perciben más de 100 veces el salario mínimo. De los 27 mil 520.1 millones de pesos recaudados mediante personas físicas, 6 mil 960.5 millones de pesos provinieron del grupo de menores ingresos y 6 mil 742.5 millones de quienes tuvieron mayores ingresos.