Mundo
Ver día anteriorSábado 12 de septiembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 

Naciones Unidas y Estados Unidos condenan el ataque lanzado desde Líbano

Israel bombardea un pueblo libanés tras caer en su territorio dos cohetes
Foto
Policías y militares de Tel Aviv encontraron en el sector oeste de Galilea algunas piezas de los proyectiles que fueron disparados desde el sur de Líbano. Hasta el cierre de la edición ningún grupo había reivindicado la agresiónFoto Ap
Afp, Reuters y Dpa
 
Periódico La Jornada
Sábado 12 de septiembre de 2009, p. 24

Tiro, 11 de septiembre. Al menos dos cohetes fueron disparados hoy desde el sur de Líbano contra el norte de Israel, suscitando la respuesta inmediata de Tel Aviv, que bombardeó un pueblo libanés. La Organización de Naciones Unidas (ONU) y Estados Unidos condenaron por separado el ataque.

Los proyectiles fueron lanzados desde el pueblo libanés de Qlaile, situado a 15 kilómetros de la frontera común, indicaron fuentes oficiales.

Un vocero del ejército israelí, no identificado por Afp, señaló: “los cohetes estallaron esta tarde en el sector oeste de Galilea sin causar heridos.

Nuestras fuerzas respondieron. La artillería disparó entre 12 y 15 obuses contra Líbano, añadió.

Consideramos este incidente como muy grave y estimamos que el gobierno y el ejército de Líbano tienen la responsabilidad de impedir esas agresiones, subrayó.

En los alrededores de Qlaile, el ejército libanés y la Fuerza de Naciones Unidas en Líbano (Finul) hallaron dos plataformas lanzacohetes, según un responsable de seguridad.

La Finul confirmó en un comunicado el disparo de al menos dos cohetes desde Qlaile, así como la respuesta israelí contra esa localidad y alrededores, sin que hubiera víctimas.

La fuerza de la ONU dijo haber abierto una investigación y llamó a ambas partes a un máximo de contención y a respetar el cese de hostilidades.

Hasta el cierre de esta edición nadie se había atribuido la agresión. Sin embargo, funcionarios de seguridad comentaron que es más probable que pequeños grupos activos entre refugiados palestinos o vinculados a Al Qaeda hayan realizado los disparos.

El presidente de Líbano, Michel Suleiman, condenó la agresión y dijo que su país se compromete a cumplir con la resolución 1701 de la ONU, que puso fin a los 33 días de guerra entre Hezbollah e Israel en julio de 2006.

Desde Nueva York, el secretario general de el ONU, Ban Ki-moon, condenó la ataque e instó a todas las partes a la cautela.

Estados Unidos condena enérgicamente los disparos, declaró el vocero del Departamento de Estado, Philip Crowley, a la prensa.

El incidente coincide con una crisis de gobierno en Líbano. El jueves, el jefe de la mayoría parlamentaria, Saad Hariri, renunció a formar un gobierno de unión nacional por las divergencias persistentes con la minoría encabezada por el movimiento chiíta Hezbollah.

Este incidente pretende provocar tensión y arrastrar a Líbano a una situación de crisis, aseveró el primer ministro libanés saliente, Fuad Siniora, quien habló de ataque a la soberanía de Líbano.