Política
Ver día anteriorSábado 12 de septiembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Tal vez es para que no se cansen de acarrear el líquido, ironizan

Burla, sugerir a los pobres que usen menos agua y luz, acusan senadores
Andrea Becerril y Susana González
 
Periódico La Jornada
Sábado 12 de septiembre de 2009, p. 5

Los senadores de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT) pidieron seriedad al presidente Felipe Calderón, ya que propuestas como la que formuló un día antes, cuando afirmó que los pobres ahorrarían si consumen menos agua y electricidad, son una burla para la mayoría de la población.

Una sugerencia de ese tipo es de alguien que no conoce la realidad del país; mejor que le pida a las clases de mayores recursos económicos, a los pudientes, que no desperdicien ni agua ni electricidad, pero plantearlo a los pobres ¡es una barbaridad!, comentó el perredista Pablo Gómez.

Añadió: es patético, es vivir a espaldas del país. Lo que hay tras declaraciones como ésa es esconder las verdaderas intenciones de la propuesta económica de Calderón: aumentar a 17 por ciento el impuesto al valor agregado (IVA) y gravar medicinas y alimentos con 2 por ciento, dijo, y advirtió que enojan actitudes como ésa, lo que ratifica que el actual gobierno nada entiende.

¿Para qué pide a los pobres que usen menos agua? A lo mejor piensa que es para que no se cansen tanto en acarrear el líquido, que escasea en muchas de las comunidades pobres del país.

Igualmente, el coordinador de los senadores petistas, Ricardo Monreal, aseveró que no es propio de quien gobierna burlarse de las necesidades de la población.

Debe de estar muy desesperado para formular un planteamiento así. O no quiere entender que las tarifas de electricidad en México son más caras que en cualquier parte del mundo, y ello se debe al avance de la privatización del sector eléctrico.

Recalcó que el costo de la luz se ha disparado de forma alarmante desde que en el sexenio de Vicente Fox se aceleró la entrega de concesiones a empresas privadas, mayoritariamente extranjeras, que son las que ahora generan el fluido eléctrico.

El coordinador de los senadores panistas, Gustavo Madero, no quiso hablar del tema. Cuando se le preguntó su opinión acerca de la declaración del Ejecutivo, optó por referirse a otro asunto.

Intercambio de opiniones entre Ortega y Carstens

Por otra parte, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens, se reunió en privado con Jesús Ortega, presidente nacional del PRD, en el Club de Industriales.

Se trató, de acuerdo con Ortega, de un intercambio inicial de opiniones y puntos de vista sobre el paquete económico para 2010 propuesto por el Ejecutivo federal, pero aseguró que no hubo acuerdos porque el documento estará a discusión durante mucho tiempo en la Cámara de Diputados, y ahí se verá, expuso, la posibilidad de rechazos o, en su caso, consensos.

Ortega afirmó que le dijo a Carstens que para el PRD el paquete económico es recesivo, porque no ayuda al crecimiento y el desarrollo de la economía, toda vez que no tiene buena lógica tratar de alentar el crecimiento de la economía sobre la base de cobrar más impuestos a la gente; creo que es al revés: hay que darle más capacidad de compra y consumo, más capacidad a las empresas para que contribuyan al crecimiento de la economía.

Agregó que también apremió al secretario a terminar con los regímenes especiales, los créditos fiscales que permiten la elusión de impuestos y dar mayores facultades a los tribunales para que se resuelvan los juicios en la materia, porque se posponen y nunca se cobran los impuestos.

Aclaró que no hablaron sobre la posibilidad de que Hacienda intervenga las cuentas bancarias para cobrar los impuestos a los contribuyentes que, pese a perder un juicio, siguen sin pagar al fisco.

Ortega añadió que insistió ante Carstens en que el paquete entregado a la Cámara de Diputados es contradictorio con lo que Calderón dijo el 2 de septiembre de cambiar el rumbo y modelo económico.

–¿Qué le dijo Carstens?

–Naturalmente, me argumentó sus razones, lo de la falta de 300 mil millones de pesos y que hay que cubrirlos.

Nosotros decimos que sí, pero no a través de la gente con menos recursos, sino de la que tiene más y no paga impuestos. Ahí hay una diferencia. Él piensa que es más rápido y eficaz el cobro del IVA, y también creo que es así, pero es menos justo.

Pero precisó que tampoco se debe cobrar más a quien ha cumplido, sino a quien no ha pagado sus contribuciones al fisco, al tiempo que planteó la reducción del monto del impuesto sobre la renta con el fin de ampliar la base gravable.

El encuentro entre Carstens y Ortega duró casi hora y media –comenzó poco después de las nueve de la mañana– y ocurrió paralelamente a la reunión mensual que, en otro salón del Club de Industriales, realizaba el Consejo Coordinador Empresarial, cuyo pleno también criticó el paquete del presidente Felipe Calderón.

El primero en llegar a la cita fue Ortega, y cuando pasaba de las nueve de la mañana ingresó, apurado, el secretario.

Tras la reunión, sólo Ortega salió por la puerta principal del club, donde refirió que acordó la entrevista con Carstens luego de que ambos se encontraron circunstancialmente durante la semana y sus respectivas oficinas fijaron la fecha de la cita.