Política
Ver día anteriorSábado 12 de septiembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Organismo de la ONU expresa confianza en que la indígena sea liberada en breve

AI critica que Jacinta Francisco siga en la cárcel
Foto
Tonio Tessada, representante de AI en México; la hija y el esposo de Jacinta Francisco, Estela Hernández y Guillermo Francisco Prisiliano, y Luis Arriaga Valenzuela, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, durante la conferencia de prensa, el 18 de agosto pasado, en que la organización con sede en Londres declaró prisionera de conciencia a la indígena ñañúFoto Guillermo Sologuren
Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Sábado 12 de septiembre de 2009, p. 10

La representación en México de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) confió en que en breve la indígena ñañú Jacinta Francisco Marcial obtenga su libertad luego que la Procuraduría General de la República (PGR) decidió no presentar conclusiones acusatorias en su contra, pues era señalada de haber secuestrado a seis agentes federales, por lo que está detenida desde hace más de tres años.

A su vez, Amnistía Internacional (AI) México criticó que Jacinta Francisco continúe presa aun cuando la PGR dijo que no ejercerá acción penal contra ella. Hace varias semanas AI la declaró presa de conciencia.

El jueves pasado, el representante en México de la OACNUDH, Alberto Brunori, visitó a la ñañú en el penal femenil de San José el Alto, en Querétaro, donde está presa desde el 3 de agosto de 2006.

En un comunicado, la instancia de la ONU señaló que este caso evidencia las dificultades que representa para las indígenas acceder a un sistema de justicia que garantice su derecho al debido proceso, a contar con un perito traductor, a que se respete su presunción de inocencia y a no ser sometida a una indebida dilación en el proceso, entre otras. Además, muestra los efectos negativos que implica utilizar el sistema penal como instrumento para resolver conflictos sociales.

El organismo expresó su preocupación por que el sistema penal mexicano pueda generar patrones de discriminación que tienen especial impacto en la población indígena, particularmente en las mujeres. Precisamente en el campo de la procuración y administración de justicia se expresa mayormente la vulnerabilidad de los pueblos indígenas, quienes denuncian ser víctimas de discriminación, vejaciones y abusos.

Exhortó a las autoridades a que en el caso de Jacinta Francisco se realicen una valoración exhaustiva de las irregularidades procesales detectadas en la recomendación 47/2009 emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos a fin de que se respeten el derecho al debido proceso de Francisco Marcial, Alberta Alcántara y Teresa González –coacusadas del mismo delito– casos que también tienen que ser revisados.

La oficina espera que, habiendo recuperado su libertad, la señora Jacinta, y en su caso, las señoras Alberta y Teresa, puedan acceder a mecanismos legales para demandar la reparación por las violaciones a sus derechos humanos, así como que las autoridades mexicanas puedan tomar las medidas necesarias para evitar que estos hechos se repitan.

En tanto, AI México lamentó que en el día de su cumpleaños –este viernes– Jacinta Francisco no esté en libertad, aun cuando la PGR no halló pruebas para continuar con el proceso en su contra.

Demandó a las autoridades no sólo su libertad inmediata, sino la reparación integral del daño y la no repetición de hechos similares. Después de reconocer que no hay motivos para mantenerla bajo custodia, el Estado tiene una clara responsabilidad de liberarla de inmediato y sin condiciones, así como de garantizar una reparación del daño adecuada y medidas de no repetición.