Política
Ver día anteriorSábado 12 de septiembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Miembros del FPDT se reunen con familiares de víctimas de la masacre

Comenzó en Acteal segunda etapa de Libertad y Justicia para Atenco

Llaman a condenar criminalización de movimientos sociales en el país

Elio Henríquez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 12 de septiembre de 2009, p. 12

Acteal, Chis., 11 de septiembre. Con la exigencia de que sean liberados los 12 presos políticos del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), y que se cancelen las órdenes de aprehensión contra otros dirigentes de esa organización del estado de México, entre ellos América del Valle y Adán Espinoza, comenzó en esta comunidad tzotzil la segunda etapa de la campaña nacional e internacional Libertad y Justicia para Atenco, que cuenta ya con el respaldo de 217 organizaciones nacionales e internacionales y distintas personalidades.

Coincidentemente, integrantes del Ejército Mexicano y de la policía estatal colocaron un retén en el crucero de Las Limas, paso obligado para llegar a Acteal.

Con sus característicos machetes, símbolo de trabajo, no de armamento, los integrantes de la comisión designada por el FPDT para arrancar la campaña llegaron por la mañana a esta comunidad del municipio de Chenalhó para sostener un encuentro con familiares, sobrevivientes y compañeros de los 45 tzotziles asesinados hace casi 12 años.

Una integrante del FPDT leyó el manifiesto en el que afirmó que la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que el pasado 13 de agosto propició la liberación de 20 acusados de haber participado en la masacre de Acteal, Chiapas, produjo el mismo efecto que las emitidas en el caso de la represión estudiantil de 1968 y 1971, en contra de la reforma indígena, por el caso de Lidia Cacho, el de San Salvador Atenco y otros, que demuestran que las instituciones encargadas de impartir justicia en todos los niveles cumplen el papel de garantizar protección e impunidad a los gobernantes y a sus políticas represivas.

En el acto, que congregó a más de 100 indígenas, la organización de la sociedad civil Las Abejas exigió al gobierno que como primera medida precautoria para evitar más hechos de sangre en la zona, no libere a los 37 paramilitares que todavía están en la cárcel, acusados de haber participado en la matanza, y sobre cuyo caso habrá de pronunciarse la SCJN próximamente.

Damián Camacho, uno de los 12 miembros de la comisión del FPDT, explicó que con esta iniciativa lo que buscamos es un puente de articulación entre la lucha por la liberación de los presos con las luchas locales. La situación que se vive en el país y particularmente en Chiapas es similar a la de Atenco, pero además los de la justicia, de derechos humanos y libertad de presos políticos no son los únicos importantes, y de ahí la necesidad de impulsar y visibilizar otros esfuerzos, como la lucha contra las altas tarifas de luz, agregó.

Dijo que la primera etapa de la campaña, que comenzó en febrero y terminó en mayo, logró su objetivo: visibilizar a los presos políticos de Atenco, ya que uno de los riesgos de cualquier lucha atacada por el gobierno es quedarse en el olvido.

El FPDT hizo un llamado urgente a la sociedad civil de Chiapas, nacional e internacional, a participar en la segunda etapa de la campaña para demandar la liberación de los 12 presos políticos, detener la persecución política en contra de otros dirigentes y condenar y detener la criminalización de los movimientos sociales en México.

Simultáneamente a este acto, integrantes del FPDT sostuvieron en Ocosingo un encuentro con familiares de presos, y por la noche se efectuó un foro en San Cristóbal de las Casas.