Sociedad y Justicia
Ver día anteriorSábado 12 de septiembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Disminuir analfabetismo de 7.8 a 7.2%, la meta para fin de sexenio

INEA: la rapidez para abatir atraso depende de fondos y un plan eficaz
Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Sábado 12 de septiembre de 2009, p. 34

La rapidez para abatir el rezago educativo que enfrenta el país se ubica en razón directa con que se destinen mayores recursos para tal efecto, aseveró el director del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), Juan de Dios Castro Muñoz, quien informó que actualmente 44 por ciento de la población mayor de 15 años (33 millones) está en esa situación.

En conferencia, señaló que pese al atraso, en el rango de edad de 15 a 39 años México está libre de analfabetismo, pues con 3 por ciento está por debajo del indicador (4 por ciento) con que la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declara a un país exento de ese problema.

Cifras oficiales revelan que 7.8 por ciento de la población mayor de 15 años, 6 millones de personas, son analfabetas y de éstas 1.4 millones son indígenas. Además, 13.3 por ciento (10 millones) no han concluido la primaria; en tanto que 17 millones (22.9 por ciento) no tienen estudios de secundaria.

“El rezago depende de los recursos: si en los próximos 10 años la asignación presupuestal del INEA va a la baja, revertir el problema se puede alargar ‘n’ cantidad de años; pero si va a la alta se recortará (el tiempo en resarcir el atraso educativo)”, aseveró.

Castro Muñoz subrayó que si bien la asignación presupuestal es indispensable para enfrentar dicha problemática, no es suficiente; también necesitamos tener un modelo de operación eficaz, que es el que estamos potenciando y mejorando, aunque tampoco quiero decir que no nos hacen falta recursos: por supuesto que nos hacen falta.

El funcionario indicó que la meta del INEA para el final del sexenio es reducir de 44 a 40.9 por ciento nacional el rezago educativo (que incluye a analfabetas y a personas que no han completado primaria o secundaria). Agregó que en lo que se refiere exclusivamente a analfabetismo el objetivo es que disminuya de 7.8 a 7.2 por ciento.

Hay compromisos internacionales para reducir ese rezago, tanto con las Metas del Milenio como con la UNESCO, pero esto está subordinado a que haya disposición presupuestal, aseguró Castro Muñoz.

Indicó que ante el recorte al presupuesto en educación promovido por la administración federal, el INEA ha buscado alianzas con instituciones, estudiantes y empresas que le permitan continuar su labor.

En lugar de quejamos por el recorte y pensar que a menos dinero haremos menos, estamos buscando hacer más con las alianzas estratégicas. Sí, hay estrechez económica que nos obliga a hacer cosas distintas. El recorte representó algo así como 295 millones, pero si cancelamos lo no esencial podemos salir del problema sin tanto esfuerzo.

Informó que al cierre de este año el organismo pretende que 620 mil mexicanos concluyan su instrucción (alfabetización, primaria o secundaria), entre los cuales 114 mil son los que se tiene estimado alfabetizar al término de 2009.