Opinión
Ver día anteriorDomingo 27 de septiembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
¿La Fiesta en Paz?

Tlaxcala 2009, ejemplo a seguir

Leonardo Páez
Foto
En la ciudad de Tlaxcala, la incomparable plaza Jorge El Ranchero Aguilar, con la torre del ex convento de San Francisco atrás, será el escenario de una feria taurina sin diestros importadosFoto Archivo
M

ientras el derroche taurino da sus últimos coletazos, ya sea al importar a diestros y siniestros o al exportar desairadas corridas incruentas desde un país que se nos deshace, empresarios menos mitoteros y uno que otro gobierno estatal se ponen las pilas de la cordura y vuelven los ojos a una realidad tauromáquica urgida de estímulos y organización tras años de padecer una indecible torpeza promocional.

Marco Castilla Salazar y su hijo Marco Castilla Bustamante, cabezas de la empresa Santa Julia, ya con doce años de experiencia en la organización de espectáculos y seriales taurinos, obtuvieron la concesión del gobierno del estado de Tlaxcala para organizar la feria de este año en la capital de ese estado, poseedor de una centenaria tradición ganadera de bravo.

Con atractivos adicionales como el evento denominado Pamplona en Tlaxcala, donde en un pintoresco trayecto, sobre todo para los mirones, que va desde un costado de la bella Plaza de Armas hasta el incomparable coso Jorge El Ranchero Aguilar, se echan toros para arrojados o achispados mozos los días primero y 2 de noviembre.

O la Pamplonada Infantil, el sábado 31 de octubre, en que niños de seis a doce años corren delante de becerras de casta como original manera de fomentar el taurinismo entre los chamacos, asfixiados con pelotitas de todos tamaños e infame programación televisiva, y fecha en que también se llevará a cabo una novillada.

En una apuesta en favor de la torería nacional y prescindiendo de las pretensiones y exigencias de los figurines importados –toro chico, billete grande-, los carteles de las corridas para la feria Tlaxcala 2009 son por demás interesantes: Domingo 1 de noviembre, toros de Marrón para Eulalio López Zotoluco, Ignacio Garibay y Arturo Macías, una de las mejores combinaciones que hoy se pueden ofrecer en este país.

Lunes 2 de noviembre

Al día siguiente, reses de Torreón de Cañas para los matadores tlaxcaltecas Rafael Ortega, Uriel Moreno El Zapata y José Luis Angelino, dominadores de los tres tercios. El sábado 7 de noviembre astados de Venadero y de García Méndez para el maestro de La Viga, Mariano Ramos, que se despide de esta plaza donde obtuvo tantos éxitos, Rodolfo Rodríguez El Pana y Alfredo Gutiérrez. 

El sábado 14 de noviembre, en un cartel verdaderamente de lujo, se disputarán el trofeo Jorge El Ranchero Aguilar Zotoluco, Rafael Ortega, El Zapata, Jerónimo, Ignacio Garibay y Arturo Macías, con un encierro de Rancho Seco.

Y ocho días después, el 21 de noviembre, actuarán Federico Pizarro, en un gran momento de su carrera, Luis Ricardo Medina Pasión Gitana y Luis de María, con astados por definir.

Como se verá, con convicción, voluntad, organización y la confianza puesta en nuestra mejor torería, algunas empresas todavía saben armar una feria taurina de gran interés. Esta columna apuesta a que todos los diestros anunciados saldrán a darse un agarrón, pues la casta torera, más que alternantes famosos, exige corazón.