Política
Ver día anteriorDomingo 27 de septiembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Ernesto Cordero aboga por el paquete fiscal; con él los niños seguirán comiendo bien, dice

La crisis afecta a cada familia; peligra una generación: Sedeso

Con sorpresa, el secretario refiere que algunos se tienen que saltar una comida o sacar a sus hijos de la escuela para encarar los embates de la debacle financiera que afecta al mundo

Foto
El presidente Felipe Calderón, durante la clausura de la séptima Expo Forestal, México siglo XXI, ayer en el Centro BanamexFoto Notimex
Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Domingo 27 de septiembre de 2009, p. 3

La crisis económica afecta a todas las familias, pero hay algunas a las que impacta con más crudeza, al grado de que adoptan decisiones como saltarse una comida o sacar a los niños de la escuela y ponerlos a trabajar, aseguró Ernesto Cordero Arroyo, titular de la Secretaría de Desarrollo Social.

Advirtió que ese escenario podría profundizarse si los legisladores no aprueban el paquete económico gubernamental, el cual está orientado a apoyar a los más pobres.

Al encabezar la firma de un convenio entre la Asociación de Scouts de México y el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores, con lo que arrancó el esquema Cobijando a México, en el cual se colectarán casi 30 mil cobijas para ancianos, el funcionario insistió en que pretendemos convocar a la solidaridad de todos los mexicanos para apoyar a las familias que más lo necesitan. Todos están enfrentando momentos difíciles por la crisis económica que afecta al mundo. La gente tiene menos dinero, y probablemente no tenga empleo. Se vive con dureza la crisis en todas las familias, pero hay familias que la viven con más crudeza; en donde se están tomando decisiones muy importantes como saltarse una comida al día; en lugar de tres veces comer dos, o que alguno de los niños deje la escuela para trabajar, y les aseguro que no exagero, eso sucede en muchas familias pobres en México.

Cordero remarcó que la prioridad del paquete económico y del impuesto de 2 por ciento son esas familias que describió y para que sus niños sigan comiendo bien, tengan atención médica y sigan en la escuela.

Sentenció que, de no aprobarse un presupuesto que responda a los requerimientos de los más pobres se estará sacrificando a una generación; condenando a los niños a seguir reproduciendo los patrones de pobreza; lo que queremos evitar es que un niño deje la escuela o se salte una comida.

En México, reconoció, 18 millones de personas, incluidos niños, están ya en pobreza alimentaria, es decir no tienen ingresos diarios suficientes para comprar una canasta básica de alimentos y en respuesta a esto y a la posibilidad de que dicha situación se agudice, aseguró que debe aprobarse el paquete económico. Es importante que ese número no siga creciendo y tratar de mitigar los efectos de la crisis.

En entrevista posterior se le expuso que partidos como el PRI aseguran que sólo una mínima parte del impuesto de 2 por ciento iría al combate a la pobreza, pues la mayor tajada sería para abatir el déficit gubernamental. El secretario dijo que de los 70 mil millones de pesos que se recaudarían, 20 mil van para estados y municipios y el resto para programas de combate a la pobreza, los que tienen mecanismos de rendición de cuentas y transparencia, con padrones públicos para que todos podamos comprobar que los recursos se están yendo para allá.

Desglosó que los recursos por ese 2 por ciento no sólo irían al programa Oportunidades, sino también a ampliar el Seguro Popular y el programa alimentario, a construir más albergues para niños indígenas y tener mayor cantidad de becas, así como una parte irá a estados y municipios.

En cuanto a la crítica del rector de la UNAM, José Narro Robles, al paquete económico oficial, Cordero subrayó que la prioridad son las familias más pobres, a las que hay que apoyar a ampliar sus capacidades con proyectos productivos y generar condiciones para generar empleo, crecer y traer inversión.