Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 27 de septiembre de 2009 Num: 760

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Dos cuentos
ENRIQUE HÉCTOR GONZÁLEZ

La hora nada
KRITON ATHANASOÚLIS

El cuarto jinete
LEANDRO ARELLANO

El liberalismo desquiciado
ANGÉLICA AGUADO HERNÁNDEZ y JOSÉ JAIME PAULÍN LARRACOECHEA entrevista con el doctor DANY-ROBERT DUFOUR

Variaciones de una indignación: cinco poetas de Kenia

Taibo I y Taibo II con semana negra
MARCO ANTONIO CAMPOS

Leer

Columnas:
Mujeres Insumisas
ANGÉLICA ABELLEYRA

Paso a Retirarme
ANA GARCÍA BERGUA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

La Jornada Virtual
NAIEF YEHYA

A Lápiz
ENRIQUE LÓPEZ AGUILAR

Artes Visuales
GERMAINE GÓMEZ HARO

Cabezalcubo
JORGE MOCH


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

La hora nada

Kriton Athanasoúlis

Así vino el Ángel a mi casa un día.
Listo, con brillantes espejos que se burlaban de formas
y personas que pasaban sin control.
Todo estaba en orden y el orden a todos había escandalizado.
Yo no me aparecía. Para que me extrañara, me nombrara,
me preguntara algo sobre mi rostro desconocido.
Pero permaneció indiferente. Se sentó en alguna parte y empezó a decir
cuentos extraños. Que hoy era otro
otro ayer, otro en el futuro y el mundo entero
era él y que este mundo era nada.
Pero vino el futuro y se volvió Ángel y esperanza tiene
de otras metamorfosis. Ya nadie hablaba,
pero se fijaban muy bien las máscaras
y la sospecha atraviesa el espíritu.
Y enseguida alguien se levantó decidido a todo lo que pudiera pasar.
El Ángel abrió su ropa y apareció su pecho.
Y en el pecho un árbol iluminado
y sobre las ramas pájaros
que picoteaban frutos y trinaban.
Luego miró la hora. Señalaba nada en punto.
Y todos miraban esta hora nada. Y de pronto se sintieron
como embriones retorciéndose en un vientre donde habrían de nacer.
Y luego se entregaron a la exaltación del suceso.

Kriton Athanasoúlis (Trípoli, 1916-Atenas, 1979), estudió Derecho en la Universidad de Atenas y trabajo hasta su muerte en la Asociación de Notarios de Atenas, de la cual fue director. Es autor de diecinueve libros de poesía, una obra de teatro y tres libros de ensayos. Fue miembro del equipo de edición y crítico de poesía de la revista El Diario de los Poetas. Poemas suyos han sido traducidos al francés, inglés, italiano, alemán, polaco, español, húngaro, búlgaro y esloveno. En 1956 recibió el premio internacional de poesía de la revista italiana Battaglia Litteraria; el del Grupo de los 12 en 1963 y el Segundo Premio Estatal de Poesía en 1970. Fue miembro de la Sociedad de Escritores Griegos. El poema que presentamos está tomado del libro La visita del Ángel (1959), en La poesía griega. Antología y gramatología, de Aléxandros Argyríou, t. v . Ediciones Sokolis.

Versión de Francisco Torres Córdova