Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 28 de septiembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El sector salud contará con 12 mil camas para internar a afectados

Aplicarán 2 millones de vacunas contra influenza a trabajadores de hospitales
Carlos García, Mariana Chávez y David Carrizales, corresponsales, y Gabriel León Zaragoza,, reportero
 
Periódico La Jornada
Lunes 28 de septiembre de 2009, p. 40

El gobierno de México logró que antes del rebrote invernal de la influenza A/H1N1 un laboratorio surta 2 millones de vacunas que serán aplicadas a los trabajadores de hospitales, informó ayer el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, durante su visita a León, Guanajuato.

Según informó, se espera el rebrote de la enfermedad a mediados de diciembre por lo que las dependencias del sector deberán apartar 12 por ciento de las camas. Estamos hablando de 10 a 12 mil. En el momento que veamos una subida importante en la demanda de internamiento, comenzaremos a cancelar cirugías que no son importantes. La prioridad es que la gente no se vaya a morir, explicó el doctor Córdova al final del acto de inicio de la Semana de Donación de Órganos en Guanajuato.

Adelantó que a finales de octubre la Secretaría de Salud tendrá 2 millones de vacunas; en los últimos días de noviembre recibirá otros 2 millones de dosis; a finales de diciembre, 7 millones, y así cada mes hasta completar los 30 millones de antivirales que adquirirá México.

Esos laboratorios nos están haciendo una consideración muy especial en cuanto a precio y a la cantidad de vacunas, porque hay mucha demanda. Nos han dado prioridad porque donamos la cepa, dijo.

Al momento se han registrado 226 defunciones por influenza. El mayor número de casos se dieron en Baja California, Nuevo León, Distrito Federal y Tlaxcala, abundó.

En Querétaro un hombre de 58 años murió a causa de influenza humana, detalló el titular de la Secretaría de Salud estatal, Rafael Ascencio Ascencio: es el quinto deceso en la entidad desde abril a causa de esta enfermedad.

Entrevistado durante la tercera carrera de salud denominada Corro por la Vida, apuntó que el enfermo tenía varios días con los síntomas de la enfermedad; murió el sábado, luego de acudir a los servicios médicos. Añadió que de mil 950 personas atendidas por posibles casos de influenza, 701 son positivos al padecimiento.

Por su parte, el delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social en Querétaro, Raúl Figueroa, expuso que en las clínicas de esta institución se atienden al día un promedio de 130 personas sospechosas de presentar influenza, de las cuales 30 por ciento llegan a confirmarse como tal.

De los cinco fallecimientos registrados a la fecha, dos se han presentado en la última semana, por lo que Ascencio Ascencio exhortó a los queretanos a extremar precauciones para evitar contagios masivos.

En Nuevo León el número de víctimas mortales por la enfermedad se elevó a nueve con el fallecimiento de una persona del sexo masculino que radicaba en Montemorelos. La secretaría estatal de Salud reportó que de abril a la fecha el número de casos acumulados por este mal llegó a mil 316.

Plan de contingencia sanitaria en iglesias del DF

Ante un eventual rebrote de la epidemia de influenza A/H1N1, la Iglesia católica en el Distrito Federal llamó a sus funcionarios parroquiales y feligresía a estar atentos a la información y a observar las medidas sanitarias que dispongan las autoridades de salud federal y local.

Con este anunció la arquidiócesis primada de México activó un plan de contingencia sanitaria para enfrentar una eventual pandemia del virus, en el cual –según han informado religiosos– no se descarta el cierre de iglesias.

En el primero de tres mensajes que difundirá sobre medidas que serán adoptadas manifestó su disposición a colaborar en la prevención ante el rebrote de la epidemia. Pide a la Asociación Cáritas, a párrocos y rectores de los templos coadyuvar con las autoridades sanitarias a través de sus dispensarios médicos para auxiliar al mayor número de personas, ofreciendo apoyo informativo o de detección y orientación de personas enfermas, así como a proporcionar los medicamentos que estén a su alcance.

En su llamado pide a su feligresía considerar que es deber moral de los creyentes ser responsables en lo que concierne a su propia salud, de la que también depende la de aquellas personas que viven a su lado.

La iglesia local ha señalado que las medidas de sanidad que emita tienen carácter obligatorio, por lo que regirán en todas las iglesias católicas del Distrito Federal.