Política
Ver día anteriorMartes 6 de octubre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Habría propuesto a Ramsés Villarreal hacerles imputaciones a cambio de su libertad

Al menos 15 líderes estudiantiles, en listado de sospechosos de la PGR

Los investiga como presuntos responsables de los ataques a bancos y negocios el mes pasado

Alfredo Méndez
 
Periódico La Jornada
Martes 6 de octubre de 2009, p. 11

La Procuraduría General de la República (PGR) tiene en su poder una lista que incluye las fotografías, nombres y direcciones particulares de al menos 15 activistas estudiantiles investigados como presuntos responsables de participar en los ataques a bancos y establecimientos comerciales en septiembre pasado, contra quienes se propuso a Ramsés Villarreal Gómez, estudiante de sociología en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), hacer imputaciones a cambio de su libertad.

El registro de sospechosos corresponde a alumnos de preparatorias y universidades públicas, entre ellas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y de la UAM.

Según consta en la averiguación previa PGR/DDF/SPE/-4126/2009, a la que tuvo acceso La Jornada, los nombres de los estudiantes forman parte de un documento de información confidencial considerada por el gobierno federal como de seguridad nacional, el cual fue elaborado por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), dependiente de la Secretaría de Gobernación.

Subrayados con marcador rojo

Además de sus nombres, las autoridades ministeriales tienen identificados a los sospechosos –entre ellos una mujer de 22 años– por sus alias. Destacan los casos de sujetos identificados con el sobrenombre de El Chiquilín, El Ojón, El Pelos y El Chaquetas, quienes aparecen subrayados en la lista con marcador rojo, y se refiere que fueron expulsados en los cuatro años recientes por su comportamiento porril y por actitudes antiuniversitarias.

Ninguno de los estudiantes que están en la mira de los investigadores de la policía ministerial como presuntos responsables de los ataque a bancos en septiembre supera los 26 años de edad.

En su mayoría viven en condominios habitacionales ubicados en colonias populares de las delegaciones Azcapotzalco e Iztapalapa, en el Distrito Federal, así como en los municipios de Ecatepec e Ixtapaluca, estado de México.

En diversas entrevistas que concedió Ramsés Villarreal, después de que fue liberado del Reclusorio Sur –donde permaneció 20 horas preso–, ha asegurado que durante su retención en las instalaciones de la PGR los agentes del Ministerio Público Federal le propusieron convertirse en testigo protegido y le ofrecieron otorgarle la libertad a cambio de que en su declaración ministerial señalara como sus cómplices a varios sujetos.

Foto
El estudiante de la UAM Ramsés Villarreal al salir del Reclusorio Sur el 2 de octubre pasadoFoto Roberto García Ortiz

Me presentaron fotografías de varios hombres, todos ellos jóvenes. (Para) que dijera que ellos fueron los que arrojaron explosivos a los bancos. Y que si cooperaba me ponían en libertad. Pero yo no conocía a los de las fotos, sostuvo ayer el joven de 27 años durante una entrevista radiofónica.

En la misma averiguación previa consta que una carta anónima, presentada el pasado 16 de septiembre en el buzón de denuncias de la PGR –la cual contenía recortes de notas periodísticas sobre los ataques a las sucursales bancarias, una automotriz y una tienda de ropa, junto con el nombre Ramsés escrito en una hoja–, fue lo que detonó una investigación policiaca de dos semanas en contra de Ramsés Villarreal Gómez.

 A partir de ese nombre (Ramsés) aportado en el anónimo, los investigadores ministeriales encargados de este caso buscaron y encontraron en Internet fotografías de Villarreal Gómez protestando en la plaza de toros México por la lidia de astados, así como información sobre la detención del estudiante durante la pasada huelga en la UNAM, y datos sobre su activismo en el Consejo General de Huelga y su expulsión de la máxima casa de estudios.

Ramsés Villarreal, de quien la PGR no puede hasta ahora acreditar ante un juzgado su presunta responsabilidad en el delito de terrorismo, comenzó a ser seguido por agentes federales después del 20 de septiembre, y antes de concluir el mes pasado se ordenó su presentación ministerial. Los policías asignados al caso lograron recabar un testimonio de una vecina de Ramsés, identificada como Gloria N., quien aseguró que el joven de 27 años se caracterizaba por su comportamiento violento.

Añadir un comentario