Estados
Ver día anteriorLunes 12 de octubre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El gobierno estatal alega falta de recursos; este mes presentará una iniciativa al Congreso

Privatizará Edomex mantenimiento de carreteras y vialidades principales

Mediante el esquema de proyectos de prestación de servicios se entregarían contratos a cuatro empresas, que cada año cobrarían unos $200 millones, según el secretario de Comunicaciones

Foto
El gobierno del estado de México anunció que presentará un proyecto para entregar durante 20 años a la iniciativa privada el mantenimiento y la rehabilitación de carreteras y vías principales de la entidad. En la imagen, trabajos de rencarpetamiento en los carriles centrales del paseo TollocanFoto Agencia MVT / Archivo
Israel Dávila
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 12 de octubre de 2009, p. 35

Toluca, Méx., 11 de octubre. El gobierno del estado de México pretende entregar a la iniciativa privada la rehabilitación y mantenimiento no sólo de las carreteras estatales, sino de las principales vialidades de la entidad. Para ello prepara una iniciativa de ley para que por medio del esquema de proyectos de prestación de servicios (PPS) sean empresas privadas las que encarguen de estas tareas durante los próximos 20 años.

Durante este año, el programa de rehabilitación y mantenimiento de carreteras y vialidades primarias de la Secretaría de Comunicaciones del estado de México no pudo llevarse a cabo por falta de presupuesto, indicó el titular de la dependencia, Gerardo Ruiz Esparza.

Añadió que una de las alternativas para garantizar que las vías se encuentren siempre en óptimas condiciones es entregarlas a la iniciativa privada.

No se trata, dijo el funcionario, de privatizar carreteras y las principales vialidades; éstas seguirán siendo libres y de propiedad y responsabilidad del gobierno del estado. Lo que queremos es que, mediante contratos con la iniciativa privada, sean empresas las que se encarguen del mantenimiento, señaló.

La iniciativa de ley correspondiente se turnará este mes al Congreso del estado –donde el Partido Revolucionario Institucional es mayoría–, de tal manera que en el presupuesto de egresos del año entrante ya se incluya la contraprestación que el gobierno mexiquense pagará a las empresas por esta tarea.

Entre las 42 vialidades primarias y 14 carreteras cuyo mantenimiento se entregaría al sector privado en caso de que se apruebe esta iniciativa destacan Periférico norte, Periférico oriente, las avenidas Central y López Portillo, todas ubicadas en la zona metropolitana del valle de México, así como las avenidas Alfredo del Mazo, Isidro Fabela y Tollocan, en el valle de Toluca.

Una vez que Congreso local apruebe la iniciativa de ley se emitiría una licitación y después se asignarían vialidades.

Queremos tener unos cuatro contratos para que igual número de empresas den mantenimiento a las vialidades. Pensamos que la contraprestación anual que el gobierno del estado pagaría a las cuatro empresas cada año sería de unos 200 millones de pesos, explicó Ruiz Esparza.

Hace dos años, la legislatura estatal modificó la lay para que el Ejecutivo estatal pudiera invitar a la iniciativa privada a construir infraestructura y dar servicios. En 2007 se aprobó la primera generación de PPS, proyectos que en la actualidad se encuentran en etapa de licitación y a punto de ser adjudicados.

Esta primera generación incluye la ampliación, modernización y conservación de la vialidad Las Torres, ubicada en el valle de Toluca, que en 2010 unirá los municipios de San Mateo Atenco y Almoloya de Juárez, pasando por Metepec, Toluca y Zinacantepec.

Asimismo se entregaron a contratistas privados las construcciones de un hospital de especialidades en Zumpango, un centro cultural en el municipio de Texcoco, un puente en la avenida James Watt, en el municipio de Cuautitlán Izcalli, y el libramiento Atizapán de Zaragoza-Nicolás Romero.

Estas obras costarán en conjunto poco más de 4 mil millones de pesos, y a partir de 2010 el gobierno estatal pagará cada año 760 millones de pesos por concepto de contraprestación a las empresas a las cuales se adjudiquen los proyectos, es decir, se espera que las empresas tengan una ganancia neta de 15 mil millones de pesos.