Política
Ver día anteriorLunes 19 de octubre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se interpondrán uno colectivo y los individuales contra el decreto de extinción de LFC

Comienza hoy en el SME la recolección de firmas para presentación de amparos
Foto
El Partido de la Revolución Democrática comenzó una campaña de respaldo a los trabajadores electricistasFoto María Meléndrez Parada
Patricia Muñoz y Rubicela Morelos
Reportera y corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 19 de octubre de 2009, p. 6

A partir de este lunes, el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) empezará a recabar las firmas de los trabajadores para interponer un amparo colectivo y los individuales contra el decreto de extinción de su fuente de trabajo, Luz y Fuerza del Centro (LFC). La organización también llamó a los agremiados a no dejarse engañar por las gangas de liquidación y las ofertas del día que, como si estuviera en tienda departamental, ofrece el secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón.

Representantes departamentales de los trabajadores del SME realizaron ayer domingo una serie de asambleas informativas en las inmediaciones de la sede gremial, en las que afirmaron lo anterior, ya que uno de los temas principales fue la interposición de amparos. Surgieron dudas entre los trabajadores sobre el proceso legal, por lo que este lunes ampliarán la información jurídica al respecto.

En dichas asambleas se informó que esta semana arranca el proceso para entregar los formatos a los trabajadores y recabar sus firmas para los amparos; por ello se citó a la mayoría de los agremiados a partir de las 11 de la mañana de este lunes para que reciban toda la información y asesoría al respecto.

La organización de ayer estuvo a cargo de los representantes departamentales, mejor conocidos entre los trabajadores como repres, quienes hicieron un llamado a aguantar, a resistir la presión impuesta por el gobierno con su campaña mediática para que, aprovechándose de la necesidad y situación económica difícil por la que atravesamos los trabajadores, nos veamos tentados a correr por la liquidación y se deje la defensa de esta fuente de trabajo.

Incluso, en las reuniones de trabajadores se les instó a ya no oír noticias en radio ni en televisión, porque sólo nos están deprimiendo y se busca desanimarnos en la lucha.

Por otra parte, en Cuernavaca, Morelos, el subsecretario estatal del SME, Héctor Salazar Porcayo, señaló que también en esta entidad este lunes comenzarán a recabar la firma de los 776 trabajadores de Luz y Fuerza del Centro (LFC) para la interposición de los amparos colectivo e individuales contra el decreto presidencial que los dejó sin su fuente de trabajo.

Entrevistado vía telefónica, afirmó que después de una semana de que la policía federal ocupó las dos subestaciones de Luz y Fuerza, y de que fue publicado el mencionado decreto, los trabajadores siguen insistiendo en que se les reinstale, porque, dijo, es mentira que ellos sean los responsables de la crisis económica en esa paraestatal.

Aseguró que esta semana continuarán las movilizaciones para seguir exigiendo al presidente Felipe Calderón que revoque ese decreto. Demandó también al gobierno federal que informe claramente sobre el número de trabajadores que han aceptado su liquidación, porque la mayoría no lo han hecho y el gobierno, con la ayuda de las televisoras, manipula esa información para decir que la mayoría ya cobraron.

Salazar reconoció que al menos unas 10 colonias de la capital y otras (no dijo cuántas) en el municipio de Huitzilac han tenido problemas con la energía eléctrica desde que personal de la CFE opera las dos subestaciones ubicadas en la ciudad de Cuernavaca.

En Morelos, Luz y Fuerza del Centro atendía un promedio de 140 mil usuarios de Cuernavaca y el municipio de Huitzilac, de los cuales 30 mil usuarios, sobre todo de colonias marginadas de estas dos demarcaciones, están en riesgo de quedarse sin luz, debido a que los de la CFE no conocen la operación de las plantas de energía y por las condiciones climatológicas (de lluvia), subrayó Porcayo.

Añadir un comentario