Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMartes 27 de octubre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público le prohíbe operar o administrar medios

Gobernación, obligada a aclarar proyecto para dar radio a la Iglesia: Confraternice

El Observatorio Eclesiástico exige a las autoridades respetar la separación Iglesia-Estado

Gabriel León Zaragoza
 
Periódico La Jornada
Martes 27 de octubre de 2009, p. 39

En México la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público prohíbe que las iglesias tengan estaciones de radio o canales de televisión, por lo que la Secretaría de Gobernación está obligada a aclarar públicamente la situación en que se encuentra el proyecto de autorizar una radiodifusora a la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) bajo el esquema de permisionaria, manifestó la Confraternidad de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice).

“La jerarquía católica está pretendiendo hacer una simulación al decir que no van a hacer actos de culto público con la radiodifusora. Ése no es el problema, sino la concesión o permiso, porque la ley en la materia –artículos 16 y 21– y su reglamento –artículo 16– son claras.

Precisan que iglesias y asociaciones religiosas no pueden poseer o administrar medios de comunicación por interpósita persona, subrayó Arturo Farela, presidente de la Confraternice.

La Jornada publicó que la Comisión Episcopal para la Pastoral de la Comunicación dio a conocer que la CEM contará con una radioemisora que será operada bajo el esquema de permisionaria. El proyecto cuenta con la aprobación de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) y sólo resta que Gobernación dé el permiso para que opere Radio Guadalupana, la cual tendría presencia inicial en el Distrito Federal.

Al respecto, Arturo Farela llamó a la Cofetel a revisar la legislación. Debe darse cuenta de que si ya otorgó el permiso está transgrediendo la ley, apuntó, y Gobernación debe meter en orden a la Iglesia católica, la cual quiere aprovecharse de su posición histórica para obtener permisos que le permitan administrar estaciones de radio y posteriormente de televisión.

El Observatorio Eclesiástico coincidió con lo anterior y alertó sobre el favoritismo político del gobierno federal panista con la jerarquía católica, lo cual no reporta beneficios a la sociedad mexicana y sí la polariza.

Es ahí donde lanzamos la alerta y hacemos un llamado al Estado para que haya respeto al marco jurídico que establece una clara separación Iglesia-Estado. No estamos en contra de que las asociaciones posean medios, pero eso tiene que regularse a partir de lo que establece la ley, afirmó su representante, José Guadalupe Sánchez.