Sociedad y Justicia
Ver día anteriorViernes 20 de noviembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Anuncia la empresa que continuará con operaciones de recuperación de oro

Suspende Minera San Xavier su actividad en Cerro de San Pedro

Recurrirá de las resoluciones para reanudar explotación

Ecologistas exigen su salida

Edith Argüelles y Matilde Pérez
Corresponsal y reportera
Periódico La Jornada
Viernes 20 de noviembre de 2009, p. 36

Cerro de San Pedro, SLP, 19 de noviembre. La empresa canadiense Minera San Xavier suspendió hoy sus operaciones en el Cerro de San Pedro de acuerdo con lo que le impone la notificación hecha por la representación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiental (Profepa).

No obstante, el consorcio New Gold, al que pertenece, anunció desde Vancouver, Canadá, que la empresa continuará las operaciones de recuperación de oro existentes en los patios de lixiviación del predio, aunque la actividad extractiva haya cesado.

Profepa confirmó que la empresa ya detuvo la extracción de material y el uso de explosivos y espera que en los próximos días entregue el programa de manejo para restaurar el lugar bajo la supervisión de la autoridad ambiental.

Asentó que no se tuvo que recurrir al uso de la fuerza pública para obligar a la empresa a detener sus operaciones; el delegado de la Profepa en el estado, Alfredo Sánchez Azúa, está supervisando la cancelación de las operaciones.

Mientras tanto, una decena de organizaciones ambientalistas y no gubernamentales defensoras de derechos humanos demandaron al titular de la Profepa, Patricio Patrón Laviada, actuar de inmediato y directamente para que Minera San Xavier detenga totalmente sus actividades y abandone San Luis Potosí.

Greenpeace, Observatorio Ciudadano de Vigilancia Ambiental, Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio, Red Mexicana de Afectados por la Minería, Unión de Grupos Ambientalistas, Pro San Luis Ecológico, Centro de Derechos Humanos Agustín Pro, Red Nacional de Organizaciones Civiles de Derechos Humanos y el Poder del Consumidor, pidieron al titular de la procuraduría que tome acciones urgentes para que la minera deje de operar.

Las organizaciones sostuvieron que es responsabilidad del titular de la Profepa perseguir delitos ambientales, y en este caso es flagrante, innegable, depredador y afecta al bien común de los mexicanos. Si la Profepa de San Luis está dilatando la acción de justicia, usted, como procurador federal actúe; cumpla la ley y siente un precedente sacando a esa corporación del estado.

En un comunicado, New Gold manifestó su intención de recurrir a todas las vías legales para defenderse de las decisiones de la Profepa y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat): aquella por retirarle el permiso de impacto ambiental otorgado en 2006, y ésta por notificar el cierre de la mina, en cumplimiento a una resolución dictada el pasado 14 de octubre por el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa y la cual se deriva de una demanda interpuesta por el grupo Pro San Luis Ecológico.

Esa resolución se deriva de que el Cerro de San Pedro no cumple con el uso de suelo minero; por el contrario es una zona protegida, además de que el pueblo fue desginado patrimonio histórico por ser cuna de la fundación de San Luis Potosí.

Robert Gallagher, representante de New Gold, consideró que los más recientes hechos son sólo continuación de una década de desafíos de un grupo de personas que se oponen al proyecto de explotación minera en el Cerro de San Pedro y adelantó que se han tomado todas las medidas posibles en la materia para responder a dichos desafíos y reanudar operaciones.