Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 7 de diciembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
El hoyo en la capa de ozono, otro problema
Angélica Enciso L., enviada.
 
Periódico La Jornada
Lunes 7 de diciembre de 2009, p. 35

Viterbo, Italia, 6 de diciembre. Aunque a lo largo de la historia de la Tierra el clima ha cambiado, actualmente el proceso de calentamiento se acelera debido a la actividad humana y no sólo las emisiones de gases de efecto invernadero lo provocan, sino también el hoyo en la capa de ozono, advierten especialistas.

Sumado al efecto que ocasionan gases de efecto invernadero (GEI), sobre todo el bióxido de carbono (CO2) generado por la quema de combustibles fósiles, el hoyo en la capa de ozono se mantiene y tiene efectos en el derretimiento de los glaciares de la Antártica, señala Joellen Rusell, profesora de geociencias de la Universidad de Arizona.

Al participar en el séptimo Foro Internacional de Protección a la Naturaleza. El clima cambia, organizado por Greenaccord, comentó que investigaciones revelaron que el derretimiento de los glaciares se observa más en el polo sur. Es un efecto de la intervención del hombre. Se derriten los bordes de la Antártida y con los años desaparecerán completamente.

Explica que 40 por ciento del CO2 entra al océano, lo cual dejará grandes problemas en el futuro, y éste es un argumento para explicar qué tan rápidos serán los cambios en el clima mundial. La corriente que circula la Antártida es cuatro veces más rápida que en otros lugares. El cambio climático provoca que las corrientes del Este empujen el agua lejos de la Antártida, la cual es remplazada por aguas profundas, que estaban a dos o tres kilómetros; estas aguas quizá no habían visto la luz desde hace siglos. Esto ocurre por la acción de CO2 y por los daños que existen en la capa de ozono, ya que hasta ahora no hay pruebas de que se haya reducido ese hoyo.

Precisa que el océano se calienta rápidamente, sobre todo por el aumento de CO2, el principal GEI, además del metano y el hollín. El calentamiento del mar contribuye a la formación de huracanes, sobre todo en zonas tropicales, como el Caribe. Urge atacar este gas más rápido, ya que se observa una tendencia creciente de afectación al Ártico y la Antártida.

Estudios revelan, añadió, que no se observa una recuperación de la capa de ozono, la cual fue dañada sobre todo por el uso de clorofluorocarbonos que se encontraban en los sistemas de refrigeración y en productos en aerosol. Datos de 2006, revelan que nunca se había visto tan grande (el hoyo). Afectó la zona de los polos. Y es difícil que la capa de ozono se recupere, ni siquiera en 100 años se podrá hacer, y está sobre todo en la atmósfera del sur. Es algo permanente que ya hemos provocado.

Refirió que tres cuartas partes de las colonias de pingüinos desaprecerán en 2040. Hay especies que necesitan el hielo para su vida, es tan rápido el proceso de derretimiento que no podrán vivir. También hay estudios que revelan que el PH del océano ha disminuido en 0.1 por ciento y esto afecta la existencia de especies. El hoyo de la capa de ozono tiene efectos en el calentamiento, concluye.

Por su parte, Brian Fagan, arqueólogo de la Universidad de Santa Bárbara EU, dijo que la deforestación tuvo un impacto muy fuerte en el siglo 13. Agregó que uno de los principales efectos del cambio climático es la sequía, la cual además ha sido un problema recurrente en la historia de la humanidad.

Los pueblos ancestrales cuando rezaban siempre pedían agua, la civilización maya tendría la sequía como una causa de su desaparición. Dijo que se espera que 50 por ciento de la población mundial será afectada por este problema.

Añadir un comentario