Estados
Ver día anteriorMiércoles 9 de diciembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Dicen que iban a aprehender a un maestro

Otumba: salvan de linchamiento a dos presuntos judiciales

Pobladores chocan con antimotines, cierran carretera y amenazan con incendiar autobuses

Foto
Cientos de habitantes de Santiago Tolman, municipio de Otumba, estado de México, retuvieron durante varias horas a dos presuntos agentes judiciales, a quienes acusaron de intento de secuestro, aunque ellos aseguraron que iban a cumplir una orden de aprehensión. Roberto Carlos Ordóñez Figueroa (de bigote) se identificó con la credencial PM 1052 de la Fiscalía de Investigaciones y Operaciones de la Procuraduría General de Justicia del estado. El otro dijo llamarse Martín Suárez Martínez. Ambos fueron rescatados por elementos de la Agencia de Seguridad Estatal, que dispersaron a los pobladores a golpes y con gases lacrimógenosFoto Javier Salinas Cesáreo
Foto
En respuesta, los pobladores de Santiago Tolman inconformes incendiaron dos patrullas de la policía municipal y destrozaron el vehículo en que llegaron los acusadosFoto Javier Salinas Cesáreo
Javier Salinas Cesáreo
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 9 de diciembre de 2009, p. 34

Otumba, Méx., 8 de diciembre. A golpes y con gases lacrimógenos, unos 500 elementos antimotines de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE) rescataron a dos presuntos policías ministeriales que cientos de pobladores de Santiago Tolman retuvieron y pretendían linchar porque, dijeron, pretendían secuestrar a un alumno.

Al cierre de esta edición los lugareños se habían reorganizado y bloqueaban la carretera México-Tulancingo en demanda de que les regresen a los supuestos secuestradores y amenazaron con quemar autobuses foráneos.

A las 14 horas los pobladores detectaron dos personas sospechosas en un automóvil blanco, placas LZD 4344, estacionado frente a la escuela primaria Manuel Beltrán Vázquez, en el centro de Santiago Tolman, municipio de Otumba.

Los vecinos dijeron que los ocupantes del auto pretendían secuestrar a un alumno y los retuvieron. Al interrogarlos, se identificaron como policías ministeriales del estado de México y dijeron que se encontraban allí para cumplir la orden de aprehensión 252/2009-II contra el profesor Daniel Cuevas Andrade, acusado de actos libidinosos contra los colegiales.

Uno de los agentes se identificó como Roberto Carlos Ordóñez Figueroa, con la credencial PM 1052 emitida por la Procuraduría General de Justicia del estado de México. El otro sólo dijo llamarse Martín Suárez Martínez, pero no portaba documento alguno.

Los vecinos hicieron sonar las campanas de la iglesia. Acudieron unas 500 personas, varias de las cuales arremetieron contra los presuntos policías ministeriales, a quienes retuvieron primero en el plantel y luego en la delegación municipal.

Los colonos pretendían lincharlos con el argumento de que están cansados de la delincuencia en la comunidad. Dos y media horas después, unos 500 policías antimotines ingresaron al poblado, dispersaron a los vecinos con gases lacrimógenos y rescataron a los presuntos judiciales.

Los vecinos se reagruparon y durante varios minutos respondieron con piedras y palos. Los policías se replegaron y salieron con los supuestos agentes.

Los vecinos regresaron al centro de su comunidad y prendieron fuego a las patrullas 002 y 0020 de la policía municipal, así como a un vehículo compacto de color rojo, propiedad del gobierno local; el vehículo de los presuntos judiciales fue volcado y destrozado.

Diego Beltrán Cruz, uno de los vecinos amotinados, señaló que los pobladores estamos hartos de las autoridades y les advertimos que aquí en Tolman la gente se va a hacer justicia por su propia mano.

Durante el enfrentamiento con los elementos antimotines de la ASE sólo hubo algunas personas golpeadas y con síntomas de asfixia causados por los gases lacrimógenos. La Procuraduría de Justicia del estado no ha informado si los dos hombres pertenecen a la corporación.

Añadir un comentario