Estados
Ver día anteriorLunes 20 de abril de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Para incumplir exhorto de la CNDH pretende sacarme del hospital y rencarcelarme, asegura

PGJ-Hidalgo busca desaparecerme: empresario
Juan Ricardo Montoya
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 20 de abril de 2015, p. 31

Pachuca, Hgo.

El empresario Manuel Samuel Castro Mercado, quien enfrenta un proceso penal por el presunto homicidio del obrero Josué Matilde Cotonieto, caso que según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) está plagado de irregularidades, denunció que un perito de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJH) se presentó en el hospital general de Pachuca, donde está internado desde hace casi un año, a fin de sacarlo del nosocomio y enviarlo de nuevo al Centro de Reinserción Social (Cereso).

Castro Mercado, propietario de la planta industrial de Motor Coach Industries México y Servicios Sahagún –antes Dina Nacional–, aseveró que la intención del titular de la PGJH, Alejandro Straffon Ortiz, es regresarlo a la penitenciaría para ordenar mi asesinato y no acatar la recomendación de la CNDH (45/2014), aun cuando el expediente médico señala que enfrenta peligro de muerte súbita a causa de una afección cardiaca.

El 30 de septiembre pasado, la CNDH emitió un exhorto, en el que señaló que no había elementos suficientes para consignar ni procesar a Castro Mercado, quien fue ingresado al Cereso de Pachuca el 28 de enero de 2012, acusado de homicidio.

Como la CNDH emitió una recomendación contra policías, médicos legistas y agentes del Ministerio Publico que con pruebas falsas armaron mi acusación por homicidio, la cual ya se cayó, ahora Straffon le apuesta a mi desaparición física para evitar el escándalo que se le avecina, y para ello es necesario tenerme en el Cereso de Pachuca, donde cualquier reo, por 500 pesos, me puede coser a puñaladas, sostuvo Castro Mercado.

En entrevista con La Jornada, relató que el pasado 8 de abril, alrededor de las 13 horas, Susana Peláez, perito legista de la PGJH, se presentó en el hospital general con una orden para revisarlo a fin de evaluar si ameritaba seguir hospitalizado.

El examen que me hizo Peláez en 10 minutos consistió en darme unos golpecitos en el estómago y en la espalda; en ningún momento me tomó el pulso ni el ritmo cardiaco; no me sacó sangre para analizarla y ni siquiera checó el expediente médico, explicó.

Agregó que el 13 de abril la PGJH le notificó que por orden del juez primero de primera instancia penal de Pachuca iba a ser trasladado de nuevo al Cereso, pues la perito había determinado que puedo ser un paciente ambulatorio, ya que no encontró ninguna enfermedad o afección que amerite mi hospitalización.

Ante esta situación, Castro Mercado interpuso un juicio de amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra la determinación del juez, el cual le fue otorgado el 15 de abril.

Según el expediente del juicio 448/2015, el amparo se sustentó en el expediente y los reportes médicos fechados entre el 11 de julio de 2014 y el 14 de abril de 2015, elaboradas por el cardiólogo José G. García, del Hospital General de Pachuca, en los que se indica que el peticionario en cualquier momento puede sufrir un evento coronario mayor y muerte súbita.

El empresario exigió al gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera Ruiz, cumplir el exhorto 45/2014 de la CNDH y adelantó que esta semana acudirá a la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo para promover otra queja contra el mandatario priísta.