Estados
Ver día anteriorSábado 2 de enero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Sin avances, las investigaciones sobre su desaparición

Levantan a reportero de noticiario radiofónico en Los Mochis, Sinaloa
Javier Valdez Cárdenas
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 2 de enero de 2010, p. 21

Culiacán, Sin., 1º de enero. José Luis Romero, reportero que cubría asuntos policiales en el noticiario radiofónico Línea directa, fue levantado por hombres armados en Los Mochis, municipio de Ahome, y las investigaciones sobre su desaparición se mantienen sin avances, informó la Procuraduría General de Justicia del estado.

El comunicador, con cerca de 20 años en el oficio, fue interceptado la noche del miércoles por hombres encapuchados que viajaban en una camioneta roja, sin placas, en la esquina de Álvaro Obregón y Doroteo Arango, de Los Mochis, y lo sometieron. Romero habría acudido a comer a un restaurante de mariscos.

Sus familiares interpusieron ante la agencia segunda del Ministerio Público, de la Subprocuraduría de Justicia del estado, una denuncia penal contra quien resulte responsable por privación ilegal de la libertad del periodista, quien ha dedicado la mayor parte de su trayectoria a la cobertura de hechos policiacos.

Alfredo Higuera Bernal, procurador de Sinaloa, informó que no hay avances significativos en las indagatorias en torno a la desaparición, pero dijo que un grupo de agentes está dedicado exclusivamente a este caso.

No obstante, señaló que el homicidio de Jesús Manuel Escalante Leyva, jefe de Investigaciones de la Policía Ministerial del Estado (PME) en Los Mochis, ocurrida la misma noche del miércoles, podría estar relacionado con la desaparición del comunicador.

Versiones dentro de la PME aseveraron que el comandante encabezaba las investigaciones del comunicador raptado cuando fue asesinado a balazos frente a las instalaciones de la corporación.

El noticiario Línea directa, en su portal de Internet, informó que la fuente que cubría Romero era de riesgo y, aunque tiene vacaciones desde el lunes 21 del presente, lógicamente ha sufrido esta agresión por el desempeño de su labor. El equipo exigió a las autoridades rescatarlo, según informó la agencia Afp.

Después de haber sido una ciudad apacible, Los Mochis, cabecera municipal de Ahome, se convirtió en una de las zonas más violentas del estado por los enfrentamientos a balazos y las ejecuciones relacionadas con el narcotráfico.

No ha sido la única agresión a comunicadores en el estado. El 7 de septiembre de 2009 estalló una granada de fragmentación en las instalaciones del semanario Ríodoce, en Culiacán.

En 2009, en Sinaloa fue asesinado Fabián Ramírez López, locutor de Mega Radio México.

Según Reporteros Sin Fronteras, desde 2000, 56 periodistas fueron asesinados en México y nueve desaparecieron. La Fundación para la Libertad de Expresión, presidida por Armando Prida Huerta, dijo a su vez que 2009 fue el peor año para el ejercicio periodístico en México, pues se reportaron 13 comunicadores asesinados.

En Durango fueron tres los periodistas muertos; el más reciente, Vladimir Antuna García y antes Carlos Ortega Samper, los dos del diario El Tiempo; además de Gerardo Esparza Mata, vocero de Seguridad Pública de la capital del estado.

En Guerrero fueron ultimados Jean Paul Ibarra Ramírez, de Diario 21, en Iguala; Juan Carlos Hernández y Daniel Martínez Gil, locutor de Radiorama de Acapulco.

La lista se completa con Luis Daniel Méndez, de La Poderosa, de Huayacocotla, Veracruz; Eliseo Barrón, de La Opinión Milenio, de Torreón, Coahuila; Martín Javier Miranda, del periódico Panorama, de Michoacán; Ernesto Montañés, de revista Enfoque; Norberto Miranda, de Radio Visión, y Omar Gándara, los tres últimos de Chihuahua.

Añadir un comentario