Economía
Ver día anteriorDomingo 3 de enero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Burj, de 160 pisos, será quizá el último monumento del emirato

Se aprestan en Dubai a estrenar el edificio más alto del mundo
Dpa y Afp
 
Periódico La Jornada
Domingo 3 de enero de 2010, p. 14

Dubai, 2 de enero. Su brillo y ostentación se han visto empañados por la revelación de una verdadera crisis deficitaria en noviembre pasado, pero Dubai se dispone a inaugurar el lunes el que posiblemente sea el último gran monumento del emirato en muchos años: el rascacielos Burj Dubai, con un total de 160 pisos.

Superará al Taipei 101 (con 508 metros) como la estructura habitable más alta del mundo que bate el récord anterior por 300 metros adicionales.

El promotor de Burj Dubai, Emaar Properties, grupo controlado en parte por el gobierno, no comunicó la altura exacta de su relumbrante rascacielos, un obelisco de acero y de vidrio, y sólo adelantó que superará los 800 metros. El edificio en forma de Y invertida se estrecha a medida que alcanza altura. Es una estructura de acero, que termina en una enorme flecha.

Con sus 160 pisos, para los que se han utilizado 330 mil metros cúbicos de hormigón y 31 mil 400 toneladas de barras de hierro, Burj Dubai se eleva entre el desierto y el mar como un icono arquitectónico visible a 95 kilómetros de distancia.

Para el arquitecto Bill Bajer, ingeniero civil y socio de la sociedad Skidmor, Owing and Merrill (SOM, con sede en Chicago), Burj Dubai se convertirá en un nuevo referente.

Burj Dubai, que dispone de más de mil departamentos, oficinas repartidas en 49 pisos y un lujoso hotel Armani en los pisos inferiores, es el elemento central de un gigantesco proyecto de 20 mil millones de dólares, el nuevo barrio Downtown Burj Dubai, que incluye 30 mil departamentos y el mayor centro comercial del mundo.

Foto
Edificio Burj Dubai. La ostentación contrasta con la crisis de insolvencia del emirato que se conoció en noviembre pasadoFoto Reuters

Poco antes de la inauguración, agentes inmobiliarios registraron un alza de la demanda en las unidades residenciales del Burj. En 2009 los precios de la vivienda cayeron más de 50 por ciento en el emirato, pero según los agentes, la caída reveló ser menor en Burj Dubai, donde el metro cuadrado en zona comercial alcanzó hasta 5 mil 500 dólares en 2008, en lo alto de la burbuja inmobiliaria.

Burj Dubai podría ser, según algunos observadores, el último de los faraónicos proyectos por los que Dubai ha adquirido una fama mundial, incluida una isla artificial en forma de palmera construida por el gigante de la construcción Nakheel, en el centro de las dificultades financieras del emirato.

Nakheel es una filial del conglomerado Dubai World que pidió una moratoria sobre una deuda de varios miles de millones de dólares.

El nuevo Burj Dubai podría empeorar los males del emirato añadiendo más propiedad a un mercado saturado. Los analistas anuncian una pronunciada caída de los precios de la propiedad en Dubai que podría prolongarse otros cuatro o seis cuatrimestres antes de tocar fondo.