Mundo
Ver día anteriorDomingo 3 de enero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Es al estilo Honduras e impulsada por militares, entidades privadas y ONG estadunidenses

Denuncia el presidente de Ecuador una conspiración contra su gobierno

Ya se preparan movilizaciones; implicado, el ex mandatario Lucio Gutiérrez, asegura Correa

Afp, Dpa y Pl
 
Periódico La Jornada
Domingo 3 de enero de 2010, p. 19

Quito, 2 de enero. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, denunció hoy una supuesta conspiración contra su gobierno, al estilo Honduras, de ciertos sectores militares y en el contexto de una serie de conflictos y movilizaciones con apoyo financiero de entidades privadas y ONG de extrema de derecha de Estados Unidos.

Lo que intentan la derecha y los grupos de poder es crear un escenario tipo Honduras, declaró Correa en su habitual enlace sabatino de radio, y agregó que durante enero enfrentará una serie de conflictos y movilizaciones de indígenas, trabajadores, medios de comunicación e incluso a escala de fuerzas armadas, en los que estaría implicado el ex coronel Lucio Gutiérrez.

Insistió en que se está preparando una conspiración para desestabilizarnos al estilo Honduras, donde Zelaya fue expulsado del poder por un golpe de Estado el 28 de junio pasado. Agregó que desde el primer día de su gobierno hemos tenido no oposición, porque eso tiene otro concepto, sino obstrucción, conspiración y desestabilización.

Correa subrayó que entre los involucrados están ciertos elementos de las fuerzas armadas vinculados a los Gutiérrez, dijo en alusión al coronel retirado Lucio Gutiérrez –quien en abril de 2005 dejó la presidencia al ser derrocado por una revuelta popular– y su hermano menor Gilmar, quien fue capitán del ejército y ahora ocupa una curul en la Asamblea Nacional.

Destacó que en los cuarteles están circulando correos electrónicos que afirman que se va a eliminar el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas y la Escuela Politécnica del Ejército. Eso es mentira, expresó el jefe de Estado, y señaló que con ello se busca crear inconformidad, pero que enfrentará las protestas con obras que se harán realidad este año.

Correa admitió que a pesar de que la oposición está debilitada aún podría desestabilizar al gobierno, debido a su poder económico y mediático. Más tarde el mandatario apuntó: tenemos informes de inteligencia de que sectores indígenas están recibiendo financiamiento desde Estados Unidos, acorde con estos planes.

No estoy diciendo que sea la Confederación Nacional Indígena de Ecuador (Conaie, de oposición) necesariamente, pero probablemente ciertos sectores sí del movimiento indígena, que están incluso recibiendo ayuda ni siquiera del gobierno de Estados Unidos, sino de organizaciones de extrema derecha, manifestó.

El mandatario aseveró que el plan es crear movilizaciones y descontentos sociales financiados por fundaciones de extrema derecha que existen, y muchas, en Estados Unidos, y muy poderosas. Aseguró que actúan de esa manera porque saben que no pueden vencernos en las urnas, y saben que si mañana fueran las elecciones les volveríamos a ganar en una sola vuelta.