Mundo
Ver día anteriorDomingo 3 de enero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se necesitarán reformas y diálogo, afirman santeros afrocubanos

Prevén babalawos un año convulso
Gerardo Arreola
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 3 de enero de 2010, p. 19

La Habana, 2 de enero. Los babalawos o sacerdotes de la extendida devoción afrocubana yoruba pidieron reformas y diálogo para enfrentar en 2010 un año convulso, de cambios sociales bruscos y rotundos, numerosas muertes de personajes públicos y hambruna.

Ninguno de los vaticinios tiene nombre y apellido, y nada se aplica exclusivamente a un país, dijo hoy a la prensa el babalawo Lázaro Cuesta. Pero explicó que la Letra del Año, como se llama al pronóstico de los sacerdotes yorubas, tiene validez general.

El horizonte del nuevo año es agitado, según la Letra: mayores pugnas por el poder, golpes de Estado, cambios bruscos en los sistemas políticos, traiciones en las cúpulas políticas, caída del comercio, escasez, sequías y catástrofes marinas.

En sus recomendaciones para enfrentar ese panorama, la Letra pide nuevas reformas en los órdenes económico, político y social, basadas en la experiencia de lo ya creado, para aplicar medidas que conlleven a una mejoría en la esperanza de vida, así como respeto a las decisiones de las mayorías y a las opiniones de las minorías.

La Letra surge de una sesión masiva de babalawos, que se celebra el último día del año, y se basa en la combinación de rituales y su interpretación. Esta vez el orisha (deidad) regente del año es Obatalá (símbolo de la cabeza y la inteligencia), acompañado de Oyá (tormentas, vientos suaves y muerte).

La Regla de Ocha o santería surgió en África y los esclavos la trajeron a Cuba, donde se extendió el culto y luego pasó al resto del Caribe y aun a lugares distantes como Brasil.

Durante la Colonia, la creencia se sincretizó con la religión de los españoles, por lo que los orishas tienen sus equivalentes en el santoral católico. Así, por ejemplo, Obatalá se venera también como la Virgen de las Mercedes y Oyá como Santa Teresa de Ávila o la Virgen de la Candelaria.

Cuesta explicó que el pronóstico sobre un alto índice de muertes de personajes públicos incluye tanto a los más viejos o enfermos como a líderes jóvenes. Lo que sí es inminente es que vamos a tener este año el conocimiento de la pérdida de notables estadistas, personas de índole religiosa y personalidades públicas.

La santería trata de encontrar el camino para eludir los males, por lo que, expuso Cuesta, el mensaje principal para este año es tener buen sentido de la organización y la capacidad de ver todo lo malo y bueno que tengo a mi alrededor.

La Letra de 2010 tiene pronósticos que coinciden con el impacto de la crisis económica y abruptas consecuencias del cambio climático. Según la proyección política que asuman los dirigentes del mundo está la posibilidad de salvarnos, porque el mundo se está rompiendo, agregó.