Política
Ver día anteriorMiércoles 6 de enero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La mejoría ecónomica sólo quedó en promesas, afirma la Iglesia

La escalada de precios deja más pobres a los pobres

Especialistas alertan sobre el riesgo de crisis alimentaria o hambruna

Ciro Perez, Carolina Gómez, Laura Poy, Alma Muñoz y Mariana Norandi
 
Periódico La Jornada
Miércoles 6 de enero de 2010, p. 5

Ante la injustificable cascada de aumentos en bienes y servicios que se han registrado en los días recientes, el presidente Felipe Calderón debe explicar a la población las razones y aclarar puntualmente el destino de los recursos que se obtendrán adicionalemehte, exigió la dirigente nacional del PRI, Beatriz Paredes.

En tanto, la Iglesia católica lamentó que las promesas de una mejoría en la calidad de vida de la población se hayan extraviado, y que hayan irrumpido brutalmente las alzas, dejando más pobres a los pobres.

La Unión Nacional de Trabajadores (UNT), que prepara movilizaciones contra el alza de precios, exigió al gobierno federal un incremento salarial de emergencia, según anuncio Francisco Hernández Juárez, de la presidencia colegiada, quien dijo que las negociaciones contractuales serán por aumentos de 10 por ciento.

Por separado, el dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), el priísta Cruz López adelantó que se prepara una megamarcha para exigirle al gobierno de Felipe Calderón no sólo que se acaben los aumentos, sino que se cambie el modelo económico y se dé atención al campo.

Especialistas de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) alertaron que ante el alza de insumos y productos básicos, los sectores rurales más empobrecidos enfrentarán el riesgo de una crisis alimentaria o hambruna, que podría extenderse a las zonas urbanas.

Enrique Hernández, investigador en distribución del ingreso, dijo que tan sólo en 2008 hubo un incremento considerable de las familias en condiciones de pobreza por el encarecimiento de alimentos en el ámbito nacional e internacional,

La dirigente priísta Beatriz Paredes criticó las decisiones gubernamentales de incrementar bienes y servicios, pues en su momento “hubo un esfuerzo de los legisladores para generar una estrategia de ingresos –aumento del IVA y del ISR–, que no crean que nos dio gusto, porque a nadie le da gusto que haya más impuestos, pero se supone que el gobierno tenía una respuesta con el paquete fiscal que se le aprobó”.

Paredes lamentó que iniciamos el año con las muy dolorosas noticias del alza de precios generalizada; con la incertidumbre sobre la capacidad de nuestra planta productiva de mantener vigente los empleos que existen, y convencidos, por desgracia, de la incapacidad de la política económica que aplica al Presidente para generar oportunidades de empleo. Consideró además que es indispensable el cambio del rumbo económico del país, al igual que la reforma política y la reforma del Estado.

La Iglesia católica también deploró las alzas registradas, y subrayó que de las promesas de mejora económica se pasará solo a un año de vida más cara.

La Comisión Episcopal para la Pastoral Social (Cepcom) del Episcopado Mexicano indicó que se ven lejanas esas palabras que motivaban y daban esperanza, cuando se nos decía que no subirían los impuestos, los energéticos y los productos de la canasta básica.

Apuntó que ahora la realidad nos alcanzó, irrumpiendo brutalmente con una escalada de precios que, evidentemente, está dejando más pobres a los pobres.

Agregó que aunque es verdad que como sociedad todos debemos hacer un enorme esfuerzo para salir adelante, también lo es que en las pasadas décadas las malas decisiones de nuestros gobiernos han dejado poco que desear y mucho que reclamar.

La Cepcom expresó que las malas estrategias económicas siguen dejando miles de desempleados. La enorme corrupción, que no nos podemos sacudir, ha impedido que la productividad nacional crezca y se desarrolle fuerte y vigorosa, y para desgracia la inseguridad y el narcotráfico siguen irrumpiendo el escenario nacional, creando una atmosfera de desaliento y desconfianza en las instituciones.

Grave riesgo

El investigador de la UAM Enrique Hernández señaló que ante una tendencia creciente a la profundización de la pobreza y la miseria extrema en el país, detectada desde mediados de 2008, y las bajas expectativas de crecimiento económico para este año, no cabe duda que habrá poco que celebrar, pues enfatizó que sin una reorientación de la política económica y social, 2010 será un año en el que continuaremos por la cuesta del empobrecimiento, del rezago económico y social.

César Cisneros Puebla, de la UAM Iztapalapa, agregó que ante una realidad catastrófica para el agro nacional, el Estado incurrió en una política fallida para el sector, pues dejó desprotegidos a los que menos tienen, al no blindar la producción nacional de alimentos ni garantizar a la población más pobre que se tendría un control de precios, por lo que podemos afirmar que 2010 será un año de hambre para muchas familias.

Oxfam México consideró que el alza de los precios en la canasta básica y en las gasolinas no sólo incrementará los índices de pobreza en el país, sino que además puede generar estallidos y reacciones sociales violentas debido a la cada vez mayor inconformidad de la población ante la política económica del gobierno federal.

Añadir un comentario