Economía
Ver día anteriorViernes 8 de enero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Las tres principales firmas del país elevarán a $4 mil 840 millones el monto de los préstamos

Perdidas, 40 por ciento de las prendas empeñadas en 2009

La cuesta de enero se prolongará hasta marzo, prevén

Con tasas de interés de 48 a 120 por ciento anual las casas que otorgan préstamos prendarios suman 4 mil 500 y siguen expandiéndose

Foto
Durante el año pasado 40 por ciento de los pignorantes perdieron las prendas empeñadas por falta de recursos para recuperarlasFoto José Antonio López
Julio Reyna Quiroz y Juan Antonio Zúñiga
 
Periódico La Jornada
Viernes 8 de enero de 2010, p. 19

Por la crisis económica y las altas tasas de interés a las que prestan las casas de empeño, 40 por ciento de los pignorantes perdió la prenda empeñada en 2009, de acuerdo con directivos de la Fundación Rafael Dondé, la cual prestó 3 mil 800 millones de pesos el año pasado, 12 por ciento más que en 2008.

El deterioro de los niveles de vida de la población, informaron, se reflejó en aumentos hasta de 50 por ciento en las solicitudes de préstamo en las sucursales de la fundación durante diciembre pasado; a la par de un incremento de 20 por ciento en la cartera vencida, nivel que nunca había manejado esta institución de asistencia privada (IAP), dijo Eduardo Dondé, presidente de la misma.

La población no pudo recuperar las prendas empeñadas pese a que en diciembre tradicionalmente la gente tiene dinero, ya sea por pago de aguinaldo o ahorros. Llegó el último mes de 2009 y los pignorantes no tuvieron con qué pagar, entre otras cosas, por la crisis económica que afecta a la población de escasos recursos.

Prácticamente la cuesta de enero comenzó en diciembre, y para los dos primeros meses de 2010 la fundación estima que prestará más de 840 millones de pesos, informó a su vez Javier Icaza, director de la institución.

En este contexto, las tres principales casas de empeño que operan en México prevén elevar a 4 mil 840 millones de pesos el monto de los recursos que destinarán a préstamos prendarios durante una cuesta de enero que se prolongará hasta marzo.

El Nacional Monte de Piedad, institución de asistencia privada (IAP) con 234 años de historia, que controla alrededor de 60 por ciento del monto y las operaciones prendarias en el país, estima elevar a 2 mil 400 millones de pesos el monto de sus préstamos; Prendamex, el mayor negocio de empeños del sector privado, con 11.5 por ciento del mercado y 730 sucursales, espera ampliar su oferta en mil 600 millones. Mientras la Fundación Rafael Dondé, fundada en 1905, extenderá a 840 millones de pesos sus préstamos prendarios a través de sus 224 sucursales en 30 estados.

Con fines de lucro o sin ellos, sin embargo, en las casas de empeño parece regir el principio financiero de que no hay dinero más caro que el que no se tiene y aplican tasas que varían de 48 hasta 120 por ciento de interés anual –y almacenaje de los bienes dejados en garantía como joyas, relojes, automóviles y hasta casas– por los recursos prestados a integrantes de un mercado potencial de 11 millones de familias, con ingresos mensuales menores a 9 mil pesos y sin acceso a otras fuentes de financiamiento.

El Nacional Monte de Piedad presta a una tasa de interés anual de 48 por ciento, Prendamex aplica 120 por ciento; en tanto la Fundación Rafael Dondé la reducirá a 42 por ciento al año, 3.5 por ciento al mes, la tasa aplicada a sus préstamos prendarios, informó su presidente Eduardo Dondé, quien no dudó en afirmar que México atraviesa por la mayor crisis política, social y económica de la historia y que el actual rezago en el empleo ocurre de manera particular desde el año 2000.

Ante ello, anunció que la institución reducirá al menos en 20 por ciento los pagos de los empeños con el objetivo de apoyar a las familias. Por su parte, Javier Icaza estimó que el mercado de préstamos prendarios cuenta con 4 mil 500 empresas e instituciones de asistencia, y en 2010 cerrará en 5 mil, entre firmas legales e ilegales.

Fundación Dondé prevé también una expansión a 400 sucursales al cierre de 2011, y sus mayores operaciones las realiza en el estado de México, Veracruz, Distrito Federal y Puebla.