Política
Ver día anteriorMiércoles 13 de enero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se le señala como autor intelectual de más de 300 ejecuciones

Capturan a El Teo en el municipio de La Paz

Era considerado lugarteniente del cártel de Sinaloa en Baja California

Los cuerpos de sus víctimas fueron disueltos en ácido por El Pozolero

Foto
Residencia en La Paz donde policías federales lograron la aprehensión de Teodoro García Simental
Gustavo Castillo; Raymundo León y Antonio Heras
Reportero y corresponsales
Periódico La Jornada
Miércoles 13 de enero de 2010, p. 3

Policías federales detuvieron en el municipio de La Paz, Baja California Sur, a Eduardo Teodoro García Simental, El Teo, lugarteniente del cártel de Sinaloa en Baja California, quien es señalado como el autor intelectual de la ejecución de más de 300 personas, cuyos cuerpos fueron disueltos en ácido. Asimismo, era uno de los delincuentes más buscados por autoridades de México y Estados Unidos, por quien se ofrecían hasta 30 millones de pesos de recompensa.

García Simental cuenta con cinco órdenes de aprehensión por diversos delitos, entre ellos delincuencia organizada, contra la salud en diversas modalidades, así como homicidio. Hay cuatro averiguaciones previas en trámite en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), y en ellas es investigado por otros ilícitos, informó Marisela Morales, titular de esa subprocuraduría federal.

Las autoridades no precisaron si se procederá penalmente en contra de El Teo por los 300 homicidios, ante la carencia de cuerpos y sus identidades para probar la existencia del ilícito, aunque hay diversos testimonios que señalan su responsabilidad en varias ejecuciones y levantones en Baja California.

De acuerdo con fuentes gubernamentales que participan en el Gabinete de Seguridad Nacional, El Teo fue ubicado por elementos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y la información correspondiente fue trasmitida a autoridades mexicanas para la la captura.

Los funcionarios consultados señalaron que tanto el ICE como la DEA (agencia antidrogas de Estados Unidos) han desplegado agentes en territorio mexicano para colaborar con el gobierno de Felipe Calderón en la lucha contra el crimen organizado, e incluso se ha tenido información de la infiltración de agentes en diversas organizaciones criminales que operan en ambas naciones.

La detención de García Simental fue dada a conocer en conferencia de prensa realizada en el hangar del Centro de Mando de la Policía Federal (PF), en la ciudad de México, por el jefe de la división antidrogas de esa corporación, Ramón Pequeño García, quien señaló que para esta captura también se contó con la colaboración e intercambio de información con agencias antidrogas de Estados Unidos.

Aseguró que la detención se llevó a cabo luego de “cinco meses de trabajos de inteligencia para ubicar a El Teo en las inmediaciones de la colonia Las Flores, en el municipio de La Paz”, y dijo que la acción policiaca se desarrolló sin un solo disparo.

Pequeño García indicó que las acciones de inteligencia se iniciaron con información que surgió en calles de Tijuana, y posteriormente se trabajó en “ubicar los viajes frecuentes que realizaba El Teo a Baja California Sur. Ahí se fue cerrando el cerco hasta ubicarlo en la colonia La Florida, donde tenía su domicilio”.

La aprehensión se llevó a cabo alrededor de las 6 de la mañana en la casa número 710 de la calle Pez Vela, colonia Fidepaz, una de las más exclusivas de La Paz. La residencia fue comprada en 2009 por El Teo a una pareja de comerciantes en 7 millones de pesos, según autoridades locales. En esa vivienda también fue capturado Diego Raymundo Guerrero Gómez.

Según la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, García Simental tenía en BCS su zona de descanso, y sus operaciones las realizaba en Tijuana; los cárteles que lo abastecían de droga para comerciar a Estados Unidos eran el de Sinaloa y La Familia.

El Teo o Tres Letras se inició en el cártel de los hermanos Arellano Félix y escaló posiciones hasta ser designado jefe de sicarios de la organización por Benjamín Arellano, El Mim.

Tras la detención de El Mim, en marzo de 2002, García Simental permaneció al servicio de la organización bajo las órdenes de Francisco Javier Arellano Félix, El Tigrillo, quien fue capturado por autoridades de Estados Unidos en agosto de 2006.

La detención de El Tigrillo provocó una escisión en la organización Arellano Félix y, en el año 2008, Teodoro García Simental buscó alcanzar el liderazgo del cártel enfrentándose al hijo de Enedina Arellano Félix, Luis Fernando Sánchez Arellano, El Ingeniero, considerado actual jefe de ese grupo criminal.

Para pelear el territorio de Baja California a los Arellano Félix, El Teo se asoció con Ismael El Mayo Zambada, uno de los líderes del cártel de Sinaloa, y para “mantener el financiamiento de su estructura operativa recurría a los secuestros de empresarios y comerciantes en sus principales zonas de operación, como son Ensenada, Rosarito, Tijuana y Tecate.

“A su grupo se le vincula con la mayoría de las ejecuciones de agentes municipales, federales y estatales, así como funcionarios públicos, entre ellos tres policías federales en Tijuana, y el asesinato de Rogelio Sánchez Jiménez, funcionario de la Secretaría de Planeación y Finanzas del gobierno estatal, que apareció torturado y colgado de un puente peatonal en esa misma ciudad el 8 de octubre de 2009”, indicó Pequeño García.

De acuerdo con la información dada a conocer, “en 2008 a El Teo se le atribuyen más de 300 ejecuciones como resultado de los enfrentamientos con Sánchez Arellano, utilizando métodos como la decapitación, incineración y mutilación, en las cuales colaboraba Santiago Meza López, El Pozolero, quien fue detenido el 25 de enero de 2009”.

El Pozolero declaró a las autoridades haber disuelto en ácido por lo menos 300 cadáveres por órdenes de García Simental, quien contaba con tres aviones, con los que hacía vuelos frecuentes de Michoacán, Guadalajara y Sinaloa hacia los municipios de Ensenada o La Paz, y de ahí subía la droga hacia la frontera con los Estados Unidos.

Teodoro García Simental fue detenido en posesión de dos armas largas y una corta; 19 teléfonos celulares, dos computadoras personales, 440 mil pesos y 100 dólares. El Teo y Guerrero Gómez fueron puestos a disposición de la SIEDO. Fuentes del gobierno federal señalaron que los sucesores de Teodoro García Simental podrían ser su hermano Juan Manuel, El Chiquilín, y Raydel López Uriarte, El Muletas.

Finalmente se informó que dos integrantes del grupo que comandaba García Simental fueron detenidos por el Ejército en el club Mi Ranchito, de Tecate, Baja California. Fuentes castrenses dijeron que se trata de José Manuel Gómez Altamirano y Jorge Ignacio Estrada Camargo, jefe de sicarios del cártel de Sinaloa en Tecate.

(Antonio Heras, corresponsal)

Añadir un comentario