Política
Ver día anteriorMartes 19 de enero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

A 16 años de distancia, pobreza y desigualdad siguen siendo la mayor deuda social

Vigentes, las causas que motivaron el alzamiento zapatista: Coparmex

El TLCAN entró en una etapa de estancamiento en su competitividad, señala el organismo

Foto
El movimiento del EZLN puso en la agenda nacional la marginación que padece una gran proporción de la sociedad, señala la Confederación Patronal de la República Mexicana. En la imagen, desplazados en la comunidad chiapaneca de TzelepaticFoto Víctor Camacho /Archivo
Juan Carlos Miranda
 
Periódico La Jornada
Martes 19 de enero de 2010, p. 3

Las causas que motivaron la aparición del movimiento zapatista en Chiapas (pobreza y derechos de las comunidades indígenas), el primero de enero de 1994, mismo día en que entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), continúan vigentes a pesar de que para muchos la firma del acuerdo era nuestra entrada a la modernidad, dijo la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En su mensaje semanal, el organismo hizo una reflexión sobre dos sucesos que, consideró, han marcado la historia reciente de México: la entrada en vigor del TLCAN y la aparición del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

El México de hoy y sus grandes retos no se entenderían sin la influencia de estos dos acontecimientos, aseveró.

La Coparmex aseguró que si bien el Tratado de Libre Comercio ha representado beneficios para el país, no todos los sectores económicos han obtenido resultados alentadores. Agregó que a pesar del acuerdo que representó –según el organismo– la inserción de México en la dinámica económica mundial, con el que se dejó atrás un modelo de desarrollo basado en el proteccionismo, todavía 51 por ciento de los mexicanos vive en la pobreza y casi 19.5 millones en pobreza extrema.

El presidente de Coparmex, Gerardo Gutiérrez Candiani, sostuvo que la aparición del EZLN fue una muestra de que no todos los mexicanos estaban de acuerdo con la apertura comercial y el nuevo modelo de desarrollo que se planteaba.

Aseguró que más allá de la polémica sobre el origen y los objetivos reales del Ejército Zapatista, así como su expresión violenta, con la cual –dijo– los empresarios no están de acuerdo, este movimiento puso en la agenda nacional la marginación y pobreza que padece una gran proporción de la sociedad, y el hecho de que México es un país plural donde convergen distintas culturas y concepciones sobre el desarrollo y la organización social.

En ese sentido reconoció que la pobreza y la desigualdad siguen siendo la mayor deuda social a 100 años de la Revolución Mexicana.

Sugirió que sería conveniente que en la actual discusión de la reforma del Estado se retome el tema de los derechos indígenas, de manera que se reconozcan plenamente estas garantías colectivas sin ir en contra de los principios constitucionales, ya que se han dado varias reformas sobre los derechos políticos y culturales de las comunidades indígenas, pero sin el aval de muchos de sus representantes.

Con respecto al TLCAN, Candiani señaló que se deben reconocer los beneficios que éste ha traído a México, Canadá y Estados Unidos. A 16 años, el tamaño de la economía de los tres países se duplicó, el comercio se triplicó y se han creado 40 millones de empleos en la región, para una población superior a 440 millones.

Además, detalló, México se volvió uno de los mayores receptores de inversión extranjera directa del mundo, al absorber más de 156 mil millones de dólares de sus dos socios en 15 años, y se convirtió en una potencia industrial y exportadora.

Sin embargo, destacó que el gran pendiente de México frente al tratado comercial y los demás acuerdos similares que tiene con otros países o bloques regionales es integrar a sus pequeñas y medianas empresas a la dinámica del comercio internacional, ya sea como exportadoras o como parte de la cadena de abastecimiento de éstas.

Aseguró que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte entró a una etapa de estancamiento en su competitividad, y apuntó que nuestra región está perdiendo las ventajas comparativas que creó hace 16 años, por lo que consideró necesario fortalecer el acuerdo para pasar de la integración comercial a una productiva que contemple factores como infraestructura, regulaciones y prácticas económicas sustentables.

Añadir un comentario