Estados
Ver día anteriorMiércoles 27 de enero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Anuncia el gobierno circuitos ecoturísticos

Asentamientos en Montes Azules serán reubicados
Ángeles Mariscal
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 27 de enero de 2010, p. 31

Tuxtla Gutiérrez, Chis., 26 de enero. El gobierno de Chiapas dio a conocer que siete poblados ubicados en la reserva de la biosfera Montes Azules, entre ellos Ranchería Corozal, Nuevo San Gregorio, 6 de Octubre y Salvador Allende, habitados desde hace más de 20 años, tendrán que ser reubicados a fin de conservar el ecosistema.

En conferencia de prensa, autoridades ambientales estatales y federales informaron que impulsan un esquema de circuitos turísticos de la ruta maya que incluya sitios certificados como turismo de naturaleza, como una estrategia de desarrollo y conservación de la selva Lacandona.

El secretario de Gobierno de la entidad, Noé Castañón, informó que, como parte de la estrategia oficial de conservación, de 2003 a la fecha los habitantes de 32 poblados han abandonado de manera voluntaria la región y cuatro han sido desalojados.

Entre estos últimos se encuentran El Semental y San Pedro Guanil, cuyos pobladores fueron sacados de la selva el pasado 20 de enero, y El Buen Samaritano y Nuevo Salvador Allende, desalojados antes.

Actualmente sólo quedan en la selva Lacandona siete grupos irregulares, con quienes el gobierno de Chiapas mantiene diálogo en busca de que salgan de manera voluntaria, dijo el funcionario.

De acuerdo con el diagnóstico de los gobiernos federal y estatal, los habitantes de Ranchería Corozal, Nuevo San Gregorio, 6 de Octubre y Salvador Allende viven en la reserva desde hace 20 años, y algunos poblados están compuestos por más de 20 familias de indígenas de diferentes etnias.

Noé Castañón y el director regional de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Francisco Javier Jiménez González, advirtieron que los asentamientos no pueden permanecer porque han provocado un grave deterioro de los ecosistemas.

Explicaron que una vez que los habitantes de las siete comunidades salgan, la zona que actualmente ocupan será reforestada y se promoverá el uso sustentable de los recursos naturales con proyectos de desarrollo comunitario, educación ambiental y circuitos turísticos de la ruta maya.