Política
Ver día anteriorMartes 9 de febrero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Cambia el sistema de cobro, ya que los aparatos funcionan con tarjetas de prepago, señala

Viola CFE derechos de los usuarios con la instalación de nuevos medidores: Esparza

La sustitución de instrumentos representa un negocio de $4 mil millones para IUSA, afirma

Foto
Los nuevos medidores de luz que la CFE comenzó a instalar en varios estados significan para los usuarios un desembolso inmediato de por lo menos mil pesos, denunció Martín Esparza (aquí en imagen del domingo pasado, en compañía de José Humberto Montes de Oca, secretario del interior)Foto Cristina Rodríguez
Patricia Muñoz Ríos
 
Periódico La Jornada
Martes 9 de febrero de 2010, p. 10

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) empezó a instalar nuevos medidores de luz en algunos estados –cargando el costo a los ciudadanos–, con un cambio total en el esquema de cobro, ya que los aparatos funcionan mediante tarjetas de prepago, afirmó Martín Esparza Flores, líder del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Al presentar los instrumentos que instala la CFE, Esparza expuso que éstos significan para los usuarios el desembolso inmediato de entre mil y mil 200 pesos, que son cargados al recibo de luz, así como un monto adicional por el nuevo contrato.

De manera automática, al instalar el medidor, se cargará el costo y se aceptarán las nuevas condiciones que imponga la CFE, abundó.

Adicionalmente se modificará el esquema de cobro, ya que operará con tarjetas de prepago, al estilo de que lo que sucede con algunos celulares, añadió.

Así, quien tenga dinero, tendrá luz, ya que los usuarios estarán obligados a pagar sus kilovatios-horas por adelantado, y después usarán el servicio, lo que es totalmente ilegal, señaló.

Retiro de subsidios

También se retira el subsidio para el Distrito Federal, Puebla, Hidalgo, estado de México y Morelos, pues no se presupuestó para este año la partida respectiva, por lo que se incrementará el precio de la luz, agregó.

Ya está previsto inicialmente un aumento de 4 por ciento para los usuarios domésticos e industriales, y se encarecerá más en lo que resta del año, apuntó.

En cambio, para la empresa IUSA, del empresario Alejo Peralta, la cual firmó un contrato millonario con la CFE para abastecer los medidores, representa un negocio de al menos 4 mil millones de pesos, estimó Esparza.

Dijo que inicialmente se le requirieron a la empresa más de 2 millones de aparatos, y se necesitará el triple para sustituir toda la zona que abastecía Luz y Fuerza del Centro (LFC).

Además la concesión a IUSA –que está asociada con General Electric, de capital estadunidense– señala que no sólo va a abastecer esos instrumentos en la zona centro del país, sino en toda la República, afirmó.

Se violan los derechos de los usuarios, porque no se respeta el contrato que firmó con LFC. El nuevo sistema pasa por encima del Reglamento de la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, insistió Esparza.

Por último, señaló que Luz y Fuerza había concretado una compra a IUSA de un millón y medio de medidores (del viejo modelo), los cuales se quedaron en bodegas de la empresa, y de su destino nada se sabe; la compra fue muy cuantiosa porque normalmente al año se requieren 500 mil aparatos para hacer remplazos.

Añadir un comentario