Política
Ver día anteriorLunes 15 de febrero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El pederasta confeso no es un sujeto de alta peligrosidad, determina un juez de distrito

Inminente traslado de Succar Kuri del penal del Altiplano a la cárcel de Cancún

La penitenciaría municipal es considerada una de las más inseguras, por las constantes fugas de reos

Alfredo Méndez y Hugo Martoccia
Reportero y corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 15 de febrero de 2010, p. 7

Jean Succar Kuri, El Johnny, está a un paso de dejar el penal de máxima seguridad del Altiplano, ubicado en el estado de México, para regresar a la cárcel municipal de Cancún, Quintana Roo, en acatamiento a una orden judicial, revelaron este fin de semana fuentes del Poder Judicial Federal (PJF).

El juez segundo de distrito con sede en ese destino turístico, Alfonso Gabriel García Lanz –quien procesa desde julio de 2006 al estadunidense acusado de violar y prostituir a decenas de niños y niñas–, ordenó en enero pasado el traslado de Succar al penal de Cancún, luego de considerar que el indiciado no es un sujeto de alta peligrosidad. Esa penitenciaría municipal se caracteriza por ser una de las más inseguras del país, ya que ha tenido varias fugas de reos en años recientes.

Como último recurso para evitar que Succar Kuri regrese a Cancún, la Procuraduría General de la República (PGR) impugnó el fallo del juzgador ante un tribunal superior, pero, de acuerdo con las fuentes judiciales consultadas, la autoridad ministerial no presentó pruebas periciales contundentes que demuestren la supuesta peligrosidad del pederasta confeso, por lo que es probable que en breve se confirme la decisión de García Lanz.

Al impugnar el fallo ante el tribunal unitario federal con sede en Quintana Roo, el agente del Ministerio Público Federal no acreditó la supuesta alta peligrosidad del procesado. Sólo presentó una serie de dictámenes periciales que demuestran una inclinación pedófila y de sociopatía del mismo inculpado de apellidos Succar Kuri, por lo que es muy probable que la autoridad judicial revisora confirme el fallo del juez, indicó la fuente consultada.

Desde julio de 2006, cuando García Lanz dictó formal prisión en contra de Succar Kuri por el delito de pornografía infantil, apenas unas semanas después de que el sujeto, que enfrenta cargos de pederastia, fuera extraditado de Estados Unidos a México, el juez federal no ha podido cerrar la instrucción del juicio, trámite indispensable para dictar su sentencia de primera instancia.

No lo ha podido hacer, primero, porque los abogados defensores de Succar se han opuesto a ello, y segundo, porque el procesado fue trasladado hace tres años al penal federal de máxima seguridad ubicado en Almoloya de Juárez, estado de México, lo que ha dificultado las diligencias judiciales ordenadas por el juez federal de Cancún para el desahogo del proceso.

Desde el inicio del proceso, los abogados y fiscales encargados de litigar este caso contra el presunto pederasta de Cancún han sostenido que el juez García Lanz cuenta con un sinnúmero de pruebas materiales consistentes que demuestran las actividades criminales de El Johnny, como para dictar una sentencia que alcanzaría al menos 16 años de prisión.

La cárcel municipal de Cancún ha sido en años recientes motivo de señalamientos. Desde un motín con fugas y muertos por el traslado de un reo a otro penal, hasta la detención de un alcalde por nexos con el crimen organizado.

Uno de los más recientes sucesos de gran impacto que han tenido que ver con ese penal municipal es la información conocida en enero de que su ampliación está a cargo de presuntos familiares de Vicente Carrillo Fuentes, capo heredero del liderazgo del cártel de Juárez. Esa obra fue entregada de manera directa por el gobierno de Quintana Roo, y por ella se está pagando un sobreprecio de al menos 3 millones de pesos.