Mundo
Ver día anteriorMartes 16 de febrero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Urgen leyes que apoyen a madres trabajadoras y menores en edad escolar: Cepal

Políticas sociales para mujeres y niños deben ser prioridad en Haití

Sólo dos por ciento de la población infantil tiene acceso a la educación prescolar, indica estudio

Foto
Los haitianos tratan de recuperar su vida cotidiana tras el devastador terremoto del 12 de enero. La imagen, en una calle de Puerto PríncipeFoto Reuters
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Martes 16 de febrero de 2010, p. 18

Santiago, 15 de febrero. Las políticas sociales orientadas a mejorar las condiciones de vida de mujeres, niñas y niños deben ser el pilar de los programas gubernamentales de la reconstrucción de Haití, recomendó hoy la Comisión Económica para América Latina (Cepal) en un estudio elaborado a raíz del terremoto del 12 de enero que causó la muerte a por lo menos 220 mil personas.

La investigación, realizada por una académica haitiana, propone que el nuevo Haití comience por transformar el papel de mujeres y menores de edad en la sociedad, mediante la construcción de infraestructura educativa y la formulación de leyes que les quite de encima la obligación de cuidar a los niños en edad prescolar, a la que sólo dos por ciento de la población infantil tiene acceso actualmente.

Para crear un nuevo modelo de atención de los menores de cinco años, no puede llegar más que con un cambio de mentalidades, una relaboración del derecho de familia, de la legislación social, de leyes sobre el trabajo; se debe virar hacia una redefinición del sistema fiscal, de medidas que liberen el tiempo necesario para la prestación de cuidados, el establecimiento de infraestructuras y, sobre todo, de prestación de servicios públicos para la atención de niños.

Apoyada en encuestas y estudios previos, la analista Nathalie Lamaute-Brisson señaló en la investigación que ante la falta de guarderías, las madres y las abuelas se ven en la necesidad de delegar a otros niños de la familia el cuidado de los hermanos menores, sobre todo cuando las mujeres tienen que trabajar para complementar el ingreso familiar.

El estudio en francés, que fue publicado este lunes en la dirección de Internet de la división de estudios de género de la Cepal: www.cepal.org/mujer/default.asp, destacó que más allá de resolver los problemas de nutrición, como generalmente recomiendan otras investigaciones sociales sobre Haití, la prioridad es crear un nuevo modelo de atención a los menores de cinco años.

Actualmente, menos de uno por ciento de las madres con trabajo remunerado dejan a sus hijos en guarderías infantiles, dado que tradicionalmente la familia haitiana es la principal encargada de brindar cuidado a los menores, seguida por niños y niñas mayores que trabajan en los hogares, amigos o vecinos.

Niños y niñas, así como jóvenes que deberían ocuparse de sus estudios, se dedican frecuentemente a hacerse cargo de sus hermanos menores o trabajan en otros hogares cuidando a otros niños o en labores domésticas.

Casi 60 por ciento del mercado de trabajo infantil corresponde a niñas dedicadas al cuidado de otros menores, puntualizó el estudio.

Esta situación ha sido reforzada por el hecho de que las políticas estatales para el cuidado de la primera infancia son muy débiles, y a causa de las condiciones de extrema pobreza en que vive la mayoría de la población.

En consecuencia, la falta de infraestructura de cuidado al menor impide la escolaridad de niñas, niños y jóvenes, y propicia la desintegración de las familias.

Por la ausencia del Estado y la necesidad de las madres de trabajar, los niños son frecuentemente entregados al cuidado de familiares o de familias del mismo país o incluso de países vecinos.

Las jefas de familia se convierten en proveedoras y los niños quedan bajo la responsabilidad de otras familias, que normalmente atienden, además, a sus propios hijos.

Por las razones anteriores, el informe aborda la problemática de la formulación de políticas públicas de apoyo al cuidado de niñas y niños, con énfasis en el análisis de la familia como lugar central de cuidado y la necesidad de avanzar hacia un modelo de protección social universal, en el que las políticas de educación preescolar son prioritarias.

Así como la infraestructura física debe ser levantada, es necesario invertir en infraestructura social para facilitar el trabajo de cuidado de niños. Uno de los pilares de la reconstrucción de Haití deben ser políticas sociales orientadas a facilitar el cuidado, evitando que éste recaiga sobre las mujeres exclusivamente, afirmó la secretaria ejecutiva de la Cepal, la mexicana Alicia Bárcena, al dar a conocer el estudio.

En tanto, en la localidad de Cap Haitien, la región norte del país, tres niños perecieron hoy por el derrumbe de una escuela afectada por las lluvias y un leve sismo que ocurrió el domingo.

El percance ocurrió cerca del mediodía, cuando se derrumbó un muro de la escuela, informaron fuentes de la Cruz Roja, según un despacho de la agencia Notimex. Las escuelas en Haití comenzaron a reabrir la semana pasada, después de casi un mes de inactividad derivada del sismo.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, anunció que su país va a financiar una sede provisional para el gobierno haitiano.

Harper, quien hoy comenzó una visita de días a la nación caribeña, se reunió con el presidente haitiano René Préval y el primer ministro Jean-Max Bellerive, refirió Afp.

Añadir un comentario