Política
Ver día anteriorViernes 19 de febrero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se malogra intento de presentar controversia constitucional contra reglamento de Pemex

Toma el PT la tribuna de San Lázaro en rechazo a que la IP produzca hidrocarburos
Enrique Méndez y Roberto Garduño
 
Periódico La Jornada
Viernes 19 de febrero de 2010, p. 9

En una concertación que incluyó a los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN), Nueva Alianza (Panal), Verde Ecologista de México (PVEM) y Convergencia, el Revolucionario Institucional (PRI) impidió que la Cámara de Diputados interpusiera una controversia constitucional solicitada por el Partido del Trabajo (PT) contra las disposiciones administrativas de Petróleos Mexicanos (Pemex) que permiten otorgar contratos a particulares para participar en toda la cadena de producción de hidrocarburos.

Como parte de sus alianzas electorales con el PAN, el PRD en voz de su vicecoordinador, Guadalupe Acosta Naranjo, aseguró en la Junta de Coordinación Política que para su bancada el reglamento de la paraestatal se apega a la Constitución y no existen riesgos de entregar la renta petrolera a trasnacionales. Por lo tanto, agregó, el sol azteca tampoco votaría en favor de la controversia.

El arreglo que consiguió el coordinador del PRI, Francisco Rojas Gutiérrez, fue no respaldar el recurso si ayer al mediodía la secretaria de Energía y presidenta del consejo de administración de Pemex, Georgina Kessel, enviaba a San Lázaro un documento firmado por ella con los cambios sugeridos por él.

El texto llegó por la tarde, con un error: Kessel dirigió el oficio a la coordinadora del PAN, Josefina Vázquez Mota, y no al presidente de la mesa directiva, Francisco Ramírez, quien lo devolvió y sólo dio entrada al legajo cuando la Secretaría de Energía corrigió el traspié.

Rojas llegó con el respaldo de su bancada a la sesión ordinaria de ayer, donde diputados del PT reprocharon a la mesa directiva que en el orden del día no se incluyera la votación del punto de acuerdo que, el 4 de febrero, presentó Jaime Cárdenas para solicitar la presentación de la controversia.

A pesar de que, como han señalado priístas, el gobierno federal no cumplió el acuerdo de impedir las alianzas PAN-PRD, a cambio de aprobar el aumento de impuestos, el tricolor hizo un nuevo arreglo con los panistas para que el tema no fuera abordado en la tribuna, en espera no sólo del documento de Kessel, sino de que venciera (anoche) el plazo constitucional para presentarse ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Ante los reclamos de diputados del PT, el vicecoordinador priísta, Jorge Carlos Ramírez Marín, respondió que el punto sí debía formar parte del orden del día, y su exclusión no fue definitiva, sino que está sujeta a un acuerdo que no se ha completado.

La bancada petista –con el respaldo de 13 perredistas, entre ellos Leticia Quezada, Ramón Jiménez López, Víctor Manuel Castro Cosío, José Narro Céspedes y Adán Augusto López Hernández– tomó la tribuna ante la indefinición de priístas y panistas.

El vicecoordinador del PAN, Roberto Gil, alegó que una condición necesaria para desahogar cualquier tema es el desarrollo de la sesión, suspendida por la protesta petista.

Al asumir como suya esa posición, la mesa directiva decretó, a las 11:45, un receso de 30 minutos. Se inició entonces una larga negociación, que culminó con el cierre de la sesión, a las 17:42, sin que se informara al pleno por qué.

Desde el lunes pasado, en el consejo consultivo del PRI –donde convergen los coordinadores de los estados–, Francisco Rojas informó que personalmente encabezó una negociación con la secretaria de Energía y el director de Pemex, Juan José Suárez Coppel, para modificar las disposiciones administrativas de la empresa paraestatal.

Fue una reunión, dijeron diputados priístas, donde Rojas pidió al sinaloense Alfredo Villegas Arreola elogiar esa estrategia. Este último alabó, entonces, el patriotismo del coordinador.

Con ese ánimo, revelaron integrantes de la bancada, Rojas continuó con las negociaciones, que incluyeron una entrevista, realizada el miércoles, en la torre de Pemex con Suárez Coppel, a la que el coordinador priísta se hizo acompañar de Óscar Levín Coppel y de Villegas Arreola.

En la plenaria de ayer, Rojas revivió el tema, con el argumento de que si Pemex no cumplía, el PRI respaldaría el recurso ante la Corte. ¡A la controversia!, clamaron diputados petroleros.

Pedro Ávila Nevárez –quien rindió protesta la sesión anterior como suplente de Jorge Herrera– lamentó que a pesar de la traición del PAN, aún se buscaran pactos. Nos vieron la cara y todavía negociamos acuerditos, espetó el viejo líder obrero de Durango.

Sin embargo, en su afán por presentarse como el único hacedor del acuerdo con Pemex, Rojas se olvidó de comunicar los detalles y la decisión tomada por la plenaria priísta a la bancada del PT, que ocupó la tribuna.

La acción obligó a una reunión de vicecoordinadores, en la cual Roberto Gil sostuvo que el punto de acuerdo de Jaime Cárdenas no debía ser votado, pero el tricolor defendió que si bien no habrá controversia, la mesa directiva tenía que presentar el punto para que se vote y debata en el pleno.

Así, la junta suscribió un acuerdo, que se debatirá el martes, por el cual considera improcedente que la Cámara de Diputados presente una controversia constitucional contra el reglamento de Pemex.

El acuerdo fue firmado por Rojas Gutiérrez, Vázquez Mota, y los coordinadores del PVEM y Panal, Juan José Guerra Abud y Reyes Tamez Guerra, y como Alejandro Encinas (PRD) no llegó a la reunión, en su lugar lo suscribió Guadalupe Acosta Naranjo.