Espectáculos
Ver día anteriorSábado 20 de febrero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Tenía poder hipnótico, dijo Roger Steffens, historiador de reggae, quien está en el país

Bob Marley era una encarnación moderna de los antiguos profetas

El biógrafo del músico jamaiquino ofrecerá hoy una conferencia sobre el artista, en el teatro Hidalgo

Posee el mayor acervo del mundo relacionado con el género

Foto
Roger Steffens muestra fotos de Marley, entre ellas algunas que él tomóFoto Roxanne Haynes-Echeverría
Tania Molina Ramírez
 
Periódico La Jornada
Sábado 20 de febrero de 2010, p. 7

La cantante soul Betty Wright había abierto conciertos de James Brown, Marvin Gaye y muchos otros. Con todos, regresaba atrás del escenario después de su turno. Con Bob Marley era diferente. Durante la gira Survival, en 1979, cuando terminaba su show, se quedaba en un ala del escenario para verlo, porque decía: “no se parece a ningún otro performer que conozca; tiene un poder único sobre el público. Podía cantar dos o tres canciones seguidas, sólo ahí parado, sin abrir los ojos, y de pronto lanzaba su mano hacia adelante y la gente gritaba, las mujeres se desmayaban. Tenía este poder casi hipnótico”. Así se lo contaba a Roger Steffens, quien estuvo durante dos semanas en aquella gira y es reconocido como el mayor historiador del reggae y dueño del que es considerado el mayor archivo acerca de Bob Marley.

El jamaiquino entraba en trance y muchas veces se caía del escenario, contó Steffens en entrevista. No era una estrella de rocanrol. Era un profeta, y en los tiempos antiguos, todos los principales profetas y sacerdotes eran músicos. Bob Marley era una encarnación moderna de los antiguos profetas.

Mary Higgins, esposa de Steffens, añadió: Salías de un concierto de Marley sintiendo que eras mejor persona y que querías ser aún mejor. Apelaba a lo mejor de ti. La música se te metía, no podías evitar moverte, y luego comenzabas a escuchar y te dabas cuenta del poder de esas palabras. Una combinación impresionante.

Música con misión

A la vez, “no sólo es espiritual, es revolucionario. A Bob Marley le preguntaron cómo se describía; simplemente decía: ‘Un rebelde’, con esa sonrisa socarrona que tenía”, contó Steffens. Su música sirvió a su misión: alertar al mundo acerca de la divinidad de Haile Selassie y la filosofía de un amor, que es la única respuesta a los problemas de hoy.

El músico jamaiquino Joe Higgs, el padre del reggae, fue fundamental en la vida de Marley. Fue su tutor durante tres años.

A diferencia de la imagen que podría dar, Marley era muy disciplinado y trabajador, a un grado que podía parecer obsesivo. Podía estar 14 horas ensayando la misma canción, y turnando a los músicos para que se aprendieran todos los instrumentos, para que a la hora de tocar en vivo pudieran improvisar con maestría. Sus conciertos casi nunca eran iguales y alargaba canciones e improvisaba la letra.

El historiador habló sobre el idioma rasta y cómo jamás hablan de división. El ejemplo más conocido es que dicen yo y yo, en vez de tú y yo, para denotar que no somos diferentes, sino manifestaciones de un solo dios.

Roger Steffens y Mary, quienes residen en Los Ángeles, están de visita en México para ofrecer una conferencia multimedia sobre el artista jamaiquino hoy, por primera vez en un país de habla hispana en América. Vinieron invitados por el programa de radio Reggaevolucion (105.7 FM), en coordinación con Row-One Music.

Steffens sugirió que quienes asistan a la plática lleven indumentaria relacionada con Marley, porque va a tomar fotos. Ya tiene más de 3 mil imágenes de gente alrededor del mundo con vestimenta marliana.

Pioneros de la radio

Hoy ofrecerá raras imágenes y audiovisuales de Bob Marley. Todo el tiempo aprendo cosas nuevas, sobre todo cuando viajo, contó Steffens. Ha habido sorpresas, como cuando el presidente de MTV, quien estuvo en el Dream Concert con Stevie Wonder y Bob Marley, el 4 de octubre de 1975, le regaló el programa a Steffens. Doug Herzog, quien ahora es presidente de Comedy Central y MTV, entre otros canales, le contó a Mary que de lo que más estaba orgulloso era de haber creado, en los años 70 del siglo pasado, un programa de radio de reggae en Emerson College, en Boston.

Roger Steffens también tuvo un programa de radio de reggae, que comenzó en 1979, ni más ni menos que con una entrevista a Marley. Este programa se distribuyó en 130 estaciones del mundo.

Steffens fue cofundador de la revista The Beat, que el año pasado cerró por falta de fondos. En 1984 le pidieron que fundara el comité de reggae del Grammy. Hasta la fecha es su presidente.

Cuenta que en los años 70 era muy complicado encontrar música reggae. Incluso, dijo que cuando Marley murió, en muchas estaciones negras fue la primera vez que se escuchó a Marley. En aquellos primeros días se juntaban a compartir música entre varios coleccionistas.

Steffens tiene 120 pies cúbicos de recortes, además de 3 mil libros y revistas y una colección casi completa de la Rolling Stone, desde el primer ejemplar, que compró un día antes de ser enviado a Vietnam. El archivo también incluye 10 mil horas de casetes y 2 mil de video, además de carteles, estatuillas y mil 100 playeras. Busca crear un museo, por lo que estableció un proyecto de preservación de la música, en cuya junta de consejeros están Carlos Santana, Oliver Stone y Matt Groening, entre otros. Trabajan con la Universidad de California del Sur, que digitalizará y hospedará el archivo.

Roger Steffens, hoy a las 20 horas, en el teatro Hidalgo (Hidalgo 23). Entrada: 100 pesos.