Estados
Ver día anteriorDomingo 21 de febrero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En la colonia San Isidro no llega el agua potable ni ayuda prometida

Amplía la Conagua destrucción de casas de damnificados en Chalco
Foto
Este sábado continuó el despliegue policiaco durante el derribo de las viviendas en el perímetro entre los kilómetros 27.5 y 28.5 de la zona afectada por la fractura del canal La CompañíaFoto René Ramón A.
René Ramón
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 21 de febrero de 2010, p. 29

Valle de Chalco. Méx., 20 de febrero. La Comisión Nacional del Agua (Conagua) amplió a un kilómetro el perímetro para el derribo de viviendas construidas en la cota del canal La Compañía y la autopista México-Puebla.

Hasta el viernes, la empresa Ingenieros Civiles Asociados (ICA), bajo la supervisión de personal de la Conagua, destruyó 32 casas del paraje La Cuchilla, de la colonia Avándaro, que va del kilómetro 28 y 28.5 de la vía de comunicación.

La tarde de hoy la empresa amplió su actividad del kilómetro 27.5 al 28. Inició con la destrucción de casas en las calles Oriente 17, Olivo, Colorín, Níspero, Lima, Aguacate y su cruce con avenida Tamarindo; más tarde avanzó contra los negocios grandes construidos sobre predios que abarcan más de mil metros cuadrados.

En esos dos tramos ya casi no hay vecinos, sólo policías de la Agencia de Seguridad Estatal que resguardan a los trabajadores de ICA. Ahí, personal de la Conagua camina de un lado a otro, señala y hace anotaciones y después da indicaciones a funcionarios menores de la Secretaría de Gobierno del estado.

Este perímetro pasó de ser una zona de desastre a un paraje desolado, pues ya no es posible identificar dónde estaban las ocho calles de la colonia Avándaro que abarcaban la zona. La nomenclatura tendrá que quitarse de los mapas.

Al igual que el viernes, los propietarios de viviendas y negocios aceptaron el dinero ofrecido por la Secretaría de Gobierno estatal y abandonaron la zona sin hacer comentarios.

Quienes tuvieron mucha actividad fueron los pepenadores, en cuyas carretas jaladas por caballos echaban cualquier cosa que fuera útil para el reciclaje.

Erasmo Contreras recorrió casi 3 kilómetros desde el Puente Rojo hasta el perímetro afectado. Vine a ver sí encontraba algo y hallé fierrito y una lavadora, dijo, pero se quejó porque todo lo que sirve está bajo los escombros.

Al otro extremo de la autopista, los vecinos de la colonia San Isidro padecen aún la falta de agua potable, de la que carecen desde el 5 de febrero cuando sus casas se inundaron hasta dos metros de aguas negras y toneladas de lodo provenientes del canal La Compañía.

“Los que nos estaban ayudando con la limpieza –trabajadores del ayuntamiento– no están haciendo nada porque no hay agua para quitar” el lodazal que está impregnado en las paredes, dijo Jorge Ortega, propietario de una carpintería en la zona.

Los colonos que no serán desalojados en un sector de Avándaro y de las colonias El Triunfo y San Isidro se quejaron de que no han llegado los recursos prometidos por los gobiernos federal y estatal.

Tras el censo, que ya concluyó, les dijeron que este fin de semana les darían el apoyo económico; de hecho en la zona ya no hay personal de la Secretaría de Desarrollo Social y no nos han dicho cuándo, exclamó uno de los habitantes.