Política
Ver día anteriorLunes 22 de febrero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Concluye en la Riviera Maya la Cumbre México-Caricom

Agradece Préval ayuda mexicana
Claudia Herrera, Blanche Petrich y Georgina Saldierna
Enviadas
Periódico La Jornada
Lunes 22 de febrero de 2010, p. 6

Riviera Maya, QR, 21 de febrero. Ante sus diez pares caribeños y de México, el presidente de Haití, René Préval se puso de pie y agradeció la generosidad del pueblo mexicano. Fue el preámbulo del llamado que hizo a que por favor ayuden a más de un millón de haitianos, quienes todos los días duermen en la calle y ven sus problemas acrecentados por las lluvias.

La ayuda a Haití dominó las discusiones de la Cumbre México-Comunidad del Caribe (Caricom), que concluyó con la promesa de este organismo de trabajar arduamente junto con la comunidad internacional para apoyar al país –a través de su gobierno– y sus esfuerzos de recuperación y reconstrucción. Así lo explicó el anfitrión del encuentro, Felipe Calderón, pero no anunció recursos específicos para ese fin.

Aunque en la apertura de los trabajos Préval apremió a la comunidad internacional a refundar más que reconstruir la isla, también quiso dejar en claro que el verdadero desarrollo no se podrá basar en ayudas humanitarias, sino en inversiones para retomar el crecimiento sustentable y duradero.

En el cierre de la reunión, cuyos debates se desarrollaron a puerta cerrada, el presidente mexicano señaló que dieron la más alta prioridad a la recuperación de Haití tras el terremoto del 12 de enero, y para ello colaborarán también con el sector privado y las organizaciones de la sociedad. Además darán, con sentido de urgencia, tiendas y elementos de refugio a la población de la isla.  

Desde su arribo al aeropuerto de Cancún para participar en las cumbres de Caricom, de Río y de América Latina y el Caribe, Préval agradeció de todo corazón a aquellos mexicanos que entregaron su apoyo incondicional a Haití. Después de dar una breve declaración a la prensa abrazó a Angélica Pool, una reportera que cubría la llegada de los presidentes, y después le extendió la mano a otro periodista.

Ya en el encuentro volvió a dedicar una palabra especial al pueblo mexicano para luego añadir: Nos conmovió en lo más profundo de nuestro corazón. Enseguida se puso de pie y se escucharon aplausos de los participantes. Antes, el mandatario haitiano había contado cómo su país se estaba recuperando de las crisis alimentaria y financiera, así como de cuatro huracanes, y dio cifras para ilustrarlo. Puso de ejemplo el producto interno bruto, que después de 10 años de caída continua empezaba a retomar fuerza, además del descenso de la inflación de 40 a siete por ciento.

Aquellos 55 segundos

Explicó que de repente en 55 segundos el derrumbe del 12 de enero dejó 200 mil muertos, pero esta cifra quizá llegue a 300 mil contando los cuerpos que aún están debajo de los derrumbes.

Mientras Estados Unidos, Canadá, Brasil y Francia se disputan cómo gestionar la ayuda humanitaria, el mandatario recordó que la historia de su país es aventura marcada por la colonización, la esclavitud y las condiciones de una separación dolorosa, costosa con Francia.

Preval reconoció que la tarea de reconstrucción sera lenta, difícil y cotosa, y por eso saludó la iniciativa de esta cumbre de incluir a Haití en su agenda. Con mucho orgullo, con dignidad, los haitianos estarán de pie para reconstruir su país sabiendo que a su lado tienen hermanos y amigos, los del Caricom, y de América Latina, en particular de México, para escucharlos, acompañarlos y sostenerlos frente a este desafío gigantesco, expresó.

Planteó que buscarán refundar el país para que sea una nación justa que no se limite a concentrar todos sus recursos en una capital, Puerto Príncipe, donde viven las elites económicas y políticas. Lo planteó ante el Caricom, que está integrado por Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Kitts y Nevis, San Vicente y Granadinas, Santa Lucía, Surinam y Trinidad y Tobago.

Concluida la reunión, Calderón explicó que adoptaron tres declaraciones en las que se comprometieron a hacer un seminario en el segundo semestre del año, para ampliar sus vínculos comerciales y de inversión. El turismo será, según el mandatario mexicano, el eje del crecimiento económico de la región.

Sin especificar medidas, explicó que decidieron además unir esfuerzos en el combate a la delincuencia organizada trasnacional y luchar de manera conjunta contra el cambio climático, ya que estas naciones han padecido la destrucción de sus playas y duras sequías.

Dijo: México es una nación orgullosamente caribeña que asume la responsabilidad que le corresponde. La siguiente cita es en Barbados en 2012.