Política
Ver día anteriorSábado 6 de marzo de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Gabinete de seguridad considera replantear estrategia antinarco

Guerra por territorios dispara la cifra de ejecuciones en Tamaulipas y NL
Gustavo Castillo García
 
Periódico La Jornada
Sábado 6 de marzo de 2010, p. 10

La guerra por territorios que sostienen el cártel de Los Zetas contra la sociedad Golfo-La Familia-Sinaloa, ya provocó que en dos los dos primeros meses de 2010, en el estado de Tamaulipas, se cometieran más ejecuciones que todas las reportadas en 2009, en Nuevo León, se perpetraron el equivalentea una tercera parte de los homicidios cometidos por el crimen organizado el año pasado.

Fuentes del gobierno federal indicaron que ante la ola de violencia que viven las dos entidades, el gabinete de seguridad nacional ha considerado replantear la estrategia contra el narcotráfico en Tamaulipas y Nuevo León, pero que a diferencia de lo que sucede en Chihuahua, en estos estados se trata de una guerra que ha involucrado únicamente a los miembros de cárteles y algunos integrantes de los cuerpos policiacos de municipios que presuntamente tienen agentes coludidos con el crimen organizado.

En las pasadas dos semanas, los cárteles de Los Zetas y Golfo, rompieron su alianza y comenzaron la disputa por todo el territorio tamaulipeco y algunos municipios de Nuevo León, como Monterrey y Guadalupe.

De acuerdo con las fuentes consultadas, los municipios de Matamoros y Reynosa se han convertido en el centro de la disputa por su cercanía con Estados Unidos, pero existen comunidades como Miguel Alemán y Nuevo Laredo que podrían reportar una nueva ola de violencia.

En Tamaulipas, 2009 fue un año en el que la violencia disminuyó: los cárteles de Los Zetas, Golfo y Beltrán Leyva trabajaban juntos, hubieron 52 homicidios relacionados con el crimen organizado; pero en tan sólo 2 meses de 2010 ya se contabilizan 50 personas ejecutadas, y hay registro de enfrentamientos en Matamoros, Reynosa, Miguel Alemán y Camargo, en los que se reportan hasta 50 vehículos abandonados, con rastros de sangre, sin que se las autoridades tuvieran conocimiento de muertos o heridos, ya que supuestamente cada grupo recoge a sus hombres.

Por lo que hace a Nuevo León 2007, también fue un año en que la violencia aumentó en la entidad ya que el cártel de Sinaloa pretendía quitar la plaza a Los Zetas y el Golfo: el número de ejecutados alcanzó 107 casos.

En 2008, cuando el brazo armado de Sinaloa se escindió de los Beltrán Leyva y éstos últimos se sumaron a Los Zetas, disminuyeron los homicidios reportados a 79.

En 2009, en Nuevo León, se contabilizaron 103 muertos en 12 meses; en este año, ya suman 35.

Añadir un comentario