Política
Ver día anteriorJueves 11 de marzo de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

No lo digo yo, lo dicen muchos medios, sostiene la diputada en San Lázaro

La panista Pérez de Tejada acusa a Peña Nieto por la muerte de su esposa

Revira a cuestionamiento de un priísta acerca de que ex alcalde del PAN golpea a su mujer

Roberto Garduño y Enrique Méndez
 
Periódico La Jornada
Jueves 11 de marzo de 2010, p. 5

El debate entre PRI y PAN por el aumento de impuestos y la alianza electoral entre la izquierda y la derecha en el estado de México estaba en su punto más candente, cuando de la discusión derivó un grave señalamiento contra el gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto.

La panista María Elena Pérez de Tejada Romero, quien dijo haber sido amiga de Mónica Pretelini, sacudió a los diputados priístas y a sus dirigentes cuando manifestó, acerca del gobernante mexiquense: No lo digo yo, lo dicen muchos medios, está acusado de haber matado a su mujer.

En su turno en tribuna, la representante del PAN recordó una frase de Luis Donaldo Colosio: No queremos votos al margen de la ley ni concesiones al margen de los votos, y enseguida reclamó a Beatriz Paredes, presidenta del PRI, su responsabilidad en el escándalo de las alianzas y los impuestos.

Dónde se les olvidó, ¿también ahí mentían, señora diputada Beatriz Paredes? Porque lo que hoy está a debate, no nos equivoquemos, no es el paquete fiscal, eso ya pasó, es su reiterada mentira y su clarísima capacidad para mentir y engañar (sobre) acuerdos firmados de 2009, cuando usted niega parte importante del acuerdo.

Pérez de Tejada Romero continuaba reprochando la actuación de los priístas, entre ellos al gobernador Peña Nieto, cuando Rodrigo Reina, diputado del tricolor por el estado de México, intentó defender a su correligionario y jefe político.

“Diputada, no sé si está enterada, hablando de actos de congruencia; el día lunes, el ex presidente municipal de Atizapán, Gonzalo Alarcón, golpeó, casi mata a su esposa. Este tipo de acciones son lamentables, (quiero) preguntarle si estaba usted enterada, y que como acto de congruencia digamos que la violencia es contra todas las mujeres y tenemos que atacarla todos.

Con dureza, la legisladora panista replicó: Voy a contestarle. Yo no estaba enterada, pero si así fuese, cualquier mexiquense, incluso el gobernador que, no lo digo yo, lo dicen muchos medios, está acusado de haber matado a su mujer; que denuncien y que investiguen.

Fue el acabose. Esto provocó que los priístas se levantaran de sus curules y profirieran gritos con encono y violencia verbal. “¡Bájate, mentirosa!, ¡falseadora!, ¡vieja chismosa…!”, le espetaban.

De inmediato, Francisco Rojas y Beatriz Paredes ordenaron a sus incondicionales frenar el escándalo, y exigieron que la diputada panista se desdijera y retirara su acusación del Diario de los Debates.

A esto se prestó Javier Ramírez, encargado de la mesa directiva, al insistir en que los priístas le demandaban que Pérez de Tejada aceptara que su dicho se borrara del texto del debate.

Compungida, porque apenas se enteraba desde la tribuna del tamaño del señalamiento contra uno de los firmes precandidatos del PRI a la Presidencia de la República, la diputada panista respondió lacónica: Voy a contestar, señor presidente. Bien, dije yo que no lo digo sólo yo, sino lo dicen los medios, y les voy a seguir contestando, permítanme. Conocí a la señora, y fue una dama, y por ella lo retiro, no por el gobernador.

Javier Ramírez la presionó: ¿Acepta retirar los términos?

Pérez de Tejada Romero repuso con frialdad: “Por Mónica Pretelini sí, por el gobernador no… los mexiquenses queremos verdades; ya basta de luces, de telenovelas, de engaños, de mentiras; los jóvenes, las mujeres, las niñas, los niños, los mexiquenses queremos un gobernador que aparezca en la tele, sí, para rendir cuentas, para decir la verdad, no para presentarnos a su novia”.

Añadir un comentario