Política
Ver día anteriorJueves 11 de marzo de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Funcionarios expondrán oportunidades de negocio, dice el SME

Abrirá CFE a la IP la prestación del servicio de energía eléctrica en la zona centro del país
Patricia Muñoz Ríos
 
Periódico La Jornada
Jueves 11 de marzo de 2010, p. 15

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) abre las puertas totalmente a la participación privada en la prestación del servicio eléctrico en la zona centro del país. Directivos de la paraestatal encabezarán este jueves una reunión con múltiples empresas en el hotel Marquis, en la que les presentará toda el área de oportunidades donde pueden hacer negocio y obtener contratos para la prestación de servicios que tenía en sus manos Luz y Fuerza del Centro (LFC).

Trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) ya se organizaron para apostarse desde temprano en este hotel y hacer una visita a esta reunión, que desenmascara una vez más el propósito del gobierno federal de privatizar el servicio de energía eléctrica, señaló en entrevista el líder de esta organización, Martín Esparza.

Planteó que la CFE les quiere poner a la iniciativa privada –tanto grandes corporativos como medianas empresas– las oportunidades de negocio en este sector en charola de plata. Aún no ha concluido el proceso legal del conflicto y la Suprema Corte todavía no da su veredicto final sobre el amparo solicitado por el SME.

Esparza encabezó ayer un foro sobre la ineficiencia del servicio que está prestando la CFE en la zona centro del país a raíz del decreto de extinción de LFC. En el encuentro realizado en el auditorio de la sede del SME, los trabajadores tomaron la palabra para denunciar que el gobierno federal ha ocultado la desastrosa realidad en que se encuentra el servicio.

Aseguraron que el gobierno federal ha mentido sobre las verdaderas cifras de fallas y caídas del servicio en el DF, estado de México, Puebla, Hidalgo y Morelos; en tanto que no le ha importado el incremento del número de regiones críticas en las que están saturadas las cargas de energía y corre riesgo la ciudadanía. Pero además, también ha minimizado el gran descontento social por las deficiencias y errores en los recibos de luz que están enviando a los 6 millones de usuarios de la zona.

Héctor Paniangua Silva, coordinador de la comisión técnica, dijo que a LFC no la dejaron construir más plantas generadoras en la zona central, y la obligaron a comprar energía a la CFE, que se daba más cara que a los industriales. La finalidad era tronar la empresa, pues la tendencia es que los privados cada vez generen más electricidad, y de éstos, la mayoría son extranjeros, sobre todo españoles.

Arturo Pacheco Espejel, investigador y profesor de la UAM, planteó que no se puede permitir que se acabe con LFC ya no sólo por los trabajadores, sino por lo que significa para el país dejar en manos de empresas privadas este servicio. Dijo que el gobierno federal hizo una carambola de tres bandas, pues con el decreto le apostó a destruir a un sindicato combativo, privatizar un sector altamente rentable, abrir la puerta para el billete, y poner en el banquillo de los acusados a los trabajadores.