Economía
Ver día anteriorLunes 15 de marzo de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Otra propuesta, permitir que la parte patronal pida arbitraje, igual que los sindicatos

Acabar con huelgas eternas, plantea la reforma laboral

Busca autorizar contratos temporales

La proposición del gobierno retoma 312 iniciativas que no fueron aprobadas en 12 años

La iniciativa no será aprobada por consenso: Lozano Alarcón

Foto
El empresario Claudio X. González; el secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, y Joaquín Gamboa Pascoe, dirigente nacional de la CTM, durante la 94 asamblea ordinaria de la Canaco celebrada el pasado 12 de marzoFoto Francisco Olvera
Susana González
 
Periódico La Jornada
Lunes 15 de marzo de 2010, p. 22

Acabar con huelgas eternas y permitir que la parte patronal tenga derecho a pedir un arbitraje, como pueden hacerlo actualmente los sindicatos y trabajadores; reconocer el trabajo por obra o tiempo determinado y también el que se realiza desde el hogar, así como permitir los contratos temporales pero con capacitación inicial obligatoria, forman parte de los lineamientos de la iniciativa de reforma laboral que el gobierno del presidente Felipe Calderón prevé presentar este mes.

Éstas son las medidas de flexibilidad laboral con las que se pretende elevar la productividad y permitir el acceso de los jóvenes, mujeres y personas con discapacidad al mercado de trabajo, pero sin tocar el artículo 123 constitucional, donde se consignan los derechos básicos de los trabajadores, expuso Javier Lozano Alarcón, titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), en las reuniones que sostuvo el viernes con la cúpula empresarial del país.

Los cambios están enfocados al marco regulatorio del 123, es decir, la Ley Federal del Trabajo (LFT), vigente desde 1970. De aprobarse, las autoridades calculan que México avanzaría 25 lugares en el índice de eficiencia del mercado laboral que califica el Foro Económico Mundial, al pasar de la posición 115 que ocupa, a la 94, y remontaría tres lugares en el índice mundial de competitividad.

Otros cambios que busca hacer el gobierno a la LFT es tipificar el trabajo de menores de 14 años con terceros (no en el ámbito familiar) e instaurar nuevos requisitos para la transparencia y rendición de cuentas de los sindicatos, sin atentar contra su autonomía, acotó el secretario.

En reuniones con los dirigentes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) –que aglutina a 12 organizaciones– y de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco), Lozano Alarcón aseguró que el cambio más relevante, el corazón de la reforma, es eliminar la rigidez de la legislación vigente, que impide contratar jóvenes que no cuentan con experiencia laboral, cuya tasa de desocupación es de 9.42 por ciento, cuando la general es de 5.33 por ciento.

Para resolver ese inconveniente, el gobierno propone que se les capacite de manera inicial, para que sean probados antes de ser contratados, y que se reconozca el trabajo de temporada, por obra o tiempo determinado, que según el funcionario puede ser por hora, por día, semana, fin de semana o medio término.

Los cambios pretenden que se reconozca la existencia de esquemas laborales alternativos, donde los trabajadores carecen de seguridad social y certidumbre jurídica, dijo el secretario Lozano Alarcón.

En esta situación se encuentra 28 por ciento de los trabajadores, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), pero la cifra se eleva a 55 por ciento de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), refirió el funcionario ante los empresarios.

Para acabar con las huelgas eternas, el gobierno plantea que se permita a los patrones contar con un árbitro, debido a que la mayoría de los 190 mil casos en curso en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje no son conflictos entre capital y trabajo, sino demandas de seguridad social no satisfechas.

La propuesta del gobierno federal pretende armonizar lo mejor de las 312 iniciativas de reforma laboral que se han presentado en los últimos 12 años ante el Congreso de la Unión, ninguna de ellas dictaminada.

El secretario aseguró que prácticamente ha concluido el proceso de consulta de la iniciativa y que hay acercamientos con las organizaciones obreras más serias, responsables y sensatas, que han ayudado a mantener la paz laboral, como la CTM o la CROC.

Sólo faltan detalles, dijo, para terminar la iniciativa, y consideró que no será aprobada por consenso.

Añadir un comentario