Deportes
Ver día anteriorLunes 22 de marzo de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El juvenil Pablo Barrera fue fundamental en la victoria auriazul; dio los pases para gol

Pumas hilvana cinco partidos sin perder; venció a Jaguares

Chiapas dominó al inicio pero falló las opciones de anotación; sólo tiene un triunfo en 11 juegos

El técnico Marini culpó a sus pupilos y al silbante García

Velarde se perderá el torneo por lesión

Foto
El paraguayo Dante López festeja su anotación con la que selló el triunfo del conjunto de la UNAMFoto Ap
Carlos Hernández
 
Periódico La Jornada
Lunes 22 de marzo de 2010, p. 2

La defensa de Jaguares se aprendió de memoria el número ocho de Pumas. Eso fue lo único que vieron de Pablo Barrera, el veloz extremo que ayer no sólo fue una pieza fundamental en la victoria 2-0 de los aurizules, sino que cada semana se sigue ganando un lugar en el Tri mundialista.

El delantero estuvo imparable por su sector derecho y además dio los dos pases de gol anotados por Ismael Íñiguez y Dante López, con lo que el cuadro de la UNAM se muestra enrachado rumbo al cierre del torneo Bicentenario, con cinco partidos al hilo sin perder (cuatro triunfos y un empate).

Alentado por sus fieles y ruidosos seguidores, Pumas sigue invicto en su difícil aduana de Ciudad Universitaria, y con 20 puntos trepó al subliderato del grupo tres, al igual que Cruz Azul, pero con mejor diferencia de goles.

Por su parte, el conjunto de Chiapas se mantuvo en el esquema que lo ha caracterizado en los recientes encuentros: juega bien, domina a su rival y crea opciones de anotación...pero las falla. Después las circunstancias del partido juegan en su contra. Esta vez no pudo reponerse de la expulsión de Cristian Álvarez, al minuto 31, y de un gol tempranero en el segundo periodo.

Y si su futbol da para más, sus números son negativos: Jaguares sólo tiene una victoria en 11 jornadas, es sotanero del grupo dos, con ocho puntos y, por casualidades del balompié, ocupa el lugar 16 en las tablas general y de porcentaje.

Es preocupante, admitió el timonel Pablo Marini. Debemos sumar para no sufrir, dijo el argentino, quien culpó a sus pupilos y al silbante Roberto García.

No hablo de los árbitros... pero no midió con la misma vara, expuso al quejarse de la expulsión del chileno Álvarez y de un penal que no marcó cometido a Jackson Martínez.

No resolvimos cuando debimos hacerlo, porque en 30 minutos tuvimos tres ocasiones muy claras. Si hubiéramos jugado 11 contra 11 habríamos ganado porque teníamos el partido totalmente dominado. Después llegó la expulsión y el primer gol en el arranque del segundo tiempo, definió apesadumbrado.

En efecto. Jaguares sorprendió con un inicio de vértigo. Apenas a los 20 segundos el colombiano Martínez se llevó con velocidad a los lentos zagueros auriazules y mandó un disparo que Sergio Bernal detuvo con problemas. Después fue una oportuna barrida del Pikolín Palacios la que atajó un potente tiro de Danilinho.

Luego hubo un centro peligroso del mismo brasileño que el veterano portero resolvió con tino y finalmente –iba apenas el minuto nueve– un trallazo de Christian Valdez se estrelló en el poste derecho.

Sólo con eso despertaron los auriazules y se acercaron con un disparo fortuito de Dante que pasó cerca del larguero, y un remate de Martín Bravo que Javier Gandolfi desvió providencialmente a tiro de esquina.

El conjunto de la UNAM se quitó el dominio y se lanzó al frente, con lo que los visitantes comenzaron a coleccionar tarjetas amarillas y Álvarez culminó con la roja (por doble preventiva). Casi de inmediato García Orozco anuló un gol a Darío Verón por falta previa de Martín Bravo.

Entonces empezó a aparecer Barrera, quien sobre el final del periodo envió un peligroso tiro-centro que Óscar Pérez detuvo con gran lance.

Efraín Velarde salió cojeando al terminar el primer tiempo y fue relevado por el delantero Ismael Íñiguez. El movimiento funcionó, ya que Pumas amarró la victoria en sólo dos minutos.

Al minuto 53, Barrera cambió a la izquierda, donde el Cachas, que ingresó con el ritmo revolucionado mandó un disparo tapado por el Conejo Pérez, pero el rechazo le quedó al de Ocotlán y sólo punteó para abrir el marcador.

Un Pumas motivado y un Jaguares desconcertado propició el 2-0 apenas al 55, en un centro templado de Barrera y sólido cabezazo del paraguayo López.

Ahí prácticamente se acabó el duelo. Los auriazules se dieron por bien servidos –luego de su partido del jueves ante Marathón– y dejaron que Jaguares se acercara con disparos de Martínez y Jorge Hernández, y en la acción donde Jackson cayó dentro del área y pidieron un penal, pero el árbitro ni se inmutó.

Sobre el final, Barrera fue relevado por ligera molestia; salió bajo ovación del respetable y expresó su esperanza de poder estar en la lista de la selección.

Otro muy vitoreado fue Íñiguez, quien anotó dos goles ante Marathón y uno ante los de Chiapas: Fue una buena semana y estoy contento, sobre todo por el buen trabajo del equipo.

La única mala noticia para Pumas fue que Chispa Velarde, quien fue pisado por un rival, sufrió fractura del quinto metatarsal derecho y será operado el martes. Estará de dos a tres meses fuera, con lo que se perderá el resto del torneo.

El que salió muy molesto fue el Conejo Pérez, porque es muy preocupante que el equipo bajó los brazos, se desanimó con la expulsión y eso no puede pasar. Ahora tenemos que redoblar esfuerzos, olvidar lo que pasó y pensar en lo que viene.