Deportes
Ver día anteriorLunes 22 de marzo de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Los locales jugaron 40 minutos con ventaja numérica por la expulsión de Paul Aguilar

Desperdició América opción de aumentar distancia sobre Pachuca en el grupo dos

Tuzos se puso arriba 2-1, Tony López empató y luego las Águilas también recibieron una roja

Foto
El Rolfi Montenegro recoge el balón luego del empate logrado por Antonio LópezFoto Luis Humberto González
Jorge Sepúlveda Marín
 
Periódico La Jornada
Lunes 22 de marzo de 2010, p. 3

En duelo de rivales del mismo grupo, América y Pachuca se hicieron daño, pero dejaron el marcador empatado a dos tantos, por lo que los anfitriones mantuvieron su calidad de invictos en casa y Tuzos no pudo romper la racha sin ganar en la que se encuentra desde la sexta jornada del torneo Bicentenario.

Las anotaciones de los anfitriones fueron de Ángel Reyna y Antonio López, mientras los llegados de la Bella Airosa tuvieron en el argentino Darío Cvitanich y Édgar Benítez a sus hacedores de ilusiones.

Con este resultado, América se mantiene en el tercer sitio del segundo grupo, con 18 unidades, mientras su rival está una casilla abajo, con 14 puntos.

Las primeras acciones las dividieron ambos equipos con llegadas a las porterías, aunque sin hacerse daño, pero las Águilas dieron un primer susto al portero del Pachuca, Miguel Calero, quien tapado por su propia defensiva detuvo con apuros un disparo de Reyna, cumplido el minuto tres.

Las incursiones sin peligro a patio ajeno fueron la constante, aunque el aroma a gol rondaba el ambiente en el estadio Azteca y se hizo más persistente cuando al minuto 13, desde fuera del área grande, Cvitanich mandó un disparo cruzado que se estrelló en el poste derecho, al lado del cual Guillermo Ochoa descendía de su vuelo.

Al minuto 21, el público empezó a desesperarse con el control de la pelota que mantenían los cuadros, pero sin llegar a las metas, por lo que ejerció su derecho al reclamo con sonoras rechiflas y abucheos.

Tras una llegada de Tuzos, que con ejecución de Damián Manso arrancó los suspiros de alivio de la tribuna amarilla, Luis Alonso Sandoval armó un ataque individual que terminó sin mayores consecuencias para Calero.

Empezó a escribirse la historia de las anotaciones cuando, a toda velocidad y con un autopase, Daniel Montenegro intentó alcanzar un balón largo por el centro, pero con la atinada intervención de Calero el esférico salió rebotado y Reyna bombeó para abrir el tanteador, al minuto 27, pese al salto de Jaime Correa, abajo de su arco, para tratar de salvarlo, pero sin conseguirlo.

Lejos de aminorar el ritmo, la anotación inyectó ánimos suficientes para trabajar otro gol que buscaron las escuadras, por lo que la adrenalina llevó a Paul Aguilar a cometer una falta y recibir el segundo cartón amarillo que automáticamente se convirtió en rojo y dejó a Tuzos en desventaja numérica.

La dinámica de los 21 jugadores siguió constante hasta el minuto 38, momento en que Fernando López, en jugada de tiro de esquina, al parecer recargó sobre Carlos Rodríguez, por lo que el silbante Marco Antonio Rodríguez marcó una polémica pena máxima. Un minuto más tarde, Cvitanich ejecutó desde los 11 pasos a la derecha para igualar los cartones 1-1.

Así se fueron al descanso, tal como habían empezado 47 minutos antes. Nada para nadie.

Para la segunda parte, con las pilas recargadas, además de las nuevas instrucciones, los equipos salieron con ganas de cambiar el marcador y los de casa estuvieron a punto de lograrlo, cuando El Negro Sandoval tuvo, al minuto 50, una de esas que el sentido común califica de son más fáciles de anotar que de fallar, cuando dejó ir la ocasión de ponerse arriba en el marcador, ante la rechifla de muchos de los suyos y la alegría de los aficionados del Pachuca.

Conforme pasó el tiempo, el equipo de casa empezó a armar más llegadas, pero en el momento decisivo, cuando los pases certeros pueden hacer la diferencia, dejaron escapar la oportunidad. Tuzos, de su lado, acusó menos capacidad de penetración.

Aunque la insistencia en estos menesteres nunca estará de sobra, por lo que al minuto 63 Damián Manso sirvió desde la mitad del rectángulo un pase largo a Édgar Benítez, quien sin mayor filigrana ni adornos burló a Ochoa para firmar el 2-1.

Pero habría de durarles poco el gusto y la ventaja a los Tuzos, cuando Sandoval mandó un centro desde la esquina que remató Aquivaldo Mosquera, el balón pegó en el poste y en el rebote el canterano Antonio López igualó 2-2, al minuto 67, y le dio a su equipo la ilusión de mantener el invicto en su patio y a él de meterse en la tabla de goleadores.

El encuentro en el coso de Santa Úrsula, a una tercera parte de su capacidad, empezó a disputarse con más fuerza y la peor parte la sacó el América, pues al minuto 72 sufrió la expulsión de Fernando López, quien tras cometer un nueva falta de tarjeta amarilla vio, por regla, la roja, y debió irse a las regaderas, para dejar en igualdad numérica de jugadores el cotejo.

Los técnicos siguieron refrescando sus piezas para reforzar sus líneas de ataque. No obstante, aunque hubo acciones de peligro, sólo quedaron en eso, para escuchar en esas condiciones el silbatazo final.

Salimos molestos: Ramírez

Más tarde, en la conferencia con los medios, el técnico del América, Jesús Ramírez, aceptó: este no fue nuestro mejor día, por lo que terminamos molestos por no haber aprovechado el partido y dejar ir una gran oportunidad de poner mayor distancia sobre Tuzos en el sector dos.

Aceptó que a su cuadro le faltó intensidad, como la había venido teniendo, además de que las fallas ofensivas y defensivas siempre terminarán por mostrarse en el marcador.

Ahora deben venir las rectificaciones para seguir trabajando y retomar el ritmo, porque jugar fuera o en casa debe ser lo mismo siempre.

El argentino Guillermo Rivarola, estratega de Tuzos, se mostró contento, porque hicimos un gran partido, por el buen esfuerzo de los jugadores y porque con un hombre menos empatamos y pudimos irnos arriba.

Reconoció que se bajó un poco la presión que tenía el club, por lo que ahora buscaremos que esta sea una plataforma de despegue para obtener mejores resultados.