Opinión
Ver día anteriorLunes 22 de marzo de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Centenaria

El Imparcial*

22 de marzo de 2010

Cómo será México en el año 3000

¡O

h! en nuestra metrópoli se operará un cambio sorprendente: de muy compleja estructura, en ella correrán parejas la belleza y la utilidad.

En vez de los actuales edificios urbanos, independientes en construcción y distintos en arquitectura, la metrópoli futura estará constituida por un solo y formidable edificio; los cimientos serán las calles actuales y estará sostenido por anchas columnas de base enorme, que, elevándose á prodigiosas alturas, permitan dar paso á estupendos ferrocarriles monorrieles. Arcadas colosales, puentes hoy imposibles, teatros, jardines, mercados, etc., etc., irán sobrepuestos en plataformas hasta fatigar la vista que los admire. Cada uno de estos edificios o torres será capaz de albergar á varios centenares de miles de familias, en habitaciones dispuestas sobre jardines suspendidos, en pleno ambiente puro y agradable, y para ir y volver de las oficinas de trabajo, situadas en los pisos inferiores, se valdrán de ascensores que ahorrarán tiempo y fatiga.

***

Nuestras joyas arquitectónicas actuales como catedral, la Escuela de Minería, etc., etc., vestigios de una civilización pretérita serán cuidadosamente conservadas en vastos museos; el Paseo de la Reforma quedará enteramente cubierto bajo una urdimbre de arcadas y puentes, y el cerro de Chapultepec no será sino una roca rodeada por un arbolado.

Por las noches, cuando millones de luces difundan sus reflejos por la oscuridad circundante, la ciudad parecerá una colosal antorcha; á su torno revoloteará en todas direcciones, un enjambre de aeroplanos, y aquí y acullá, sobre la techumbre de los altos edificios, convertida en estaciones aeroplánicas, como formidables libélulas en reposo, las aeronaves, que vayan de México á París en seis horas, esperarán la señal de partida.

Por mí, Hiram Maxim

*Se publicó de 1882 a 1883 y de 1897 a 1914